Según explicó la Junta en un comunicado, los ocho ejemplares fueron devueltos a su medio natural en el Parque Natural de Los Alcornocales. Concretamente fueron soltados junto al Muladar del Picacho, en Alcalá de los Gazules, donde dispondrán de carroña para alimentarse a diario hasta que reconozcan el territorio y sean capaces de localizar la comida por sí mismos.

La Consejería destacó que el Servicio de Emergencias de Andalucía 112 ha venido recibiendo numerosas llamadas de particulares avisando de buitres descansando en azoteas, farolas o árboles. Muchos de estos animales fueron capaces de recuperar fuerzas por sí mismos y remontar el vuelo.

Otros, sin embargo, "agotados por el esfuerzo y desnutridos por no haber comido en días", terminaban por dejarse capturar, siendo trasladados al CREA, donde recibieron los correspondientes cuidados veterinarios.

A lo largo del 2009, tanto en el CREA 'Dunas de San Antón' como en el Centro Auxiliar 'Huerta Grande' de Pelayo (Algeciras), ingresaron un total de 94 buitres leonados. De ellos, 87 ingresaron vivos y cuatro ya muertos.

El mes de noviembre fue el que registró el mayor número de ingresos —un total de 27—, coincidiendo con el aumento de aves en Cádiz con motivo de la migración. Los veterinarios del centro lograron recuperar a 71 ejemplares, y muchos de ellos aún se encuentran en el centro donde continuarán hasta que ganen peso, se recuperen y puedan ser devueltos a su medio.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.