Inmigrantes ecuatorianos
Inmigrantes ecuatorianos en España hacen cola par votar en las pasadas elecciones de su país. ARCHIVO

Rumanos, marroquíes y ecuatorianos encabezan la lista de residentes extranjeros en España, donde un 11,6% de la población procede de otro país, un porcentaje que prácticamente dobla al de lamedia de la Unión Europea (UE), según los datos publicados este miércoles por Eurostat, la oficina estadística comunitaria. España es el segundo país europeo con más inmigrantes tras Alemania.

En España hay 5.262.000 personas nacidas en otros paísesLas estadísticas difundidas con motivo del Día Internacional del Emigrante revelan que a fecha de 1 de enero de 2008 había 30,8 millones de residentes extranjeros en  los países de la UE, de los que 11,3 millones eran europeos trasladados a otro Estado miembro y el resto ciudadanos procedentes de fuera de la UE.

La media de extranjeros residentes en la UE se situó en un 6,2%, frente al 11,6% registrado en España, donde habitaban en ese momento 5.262.000 personas nacidas fuera de las fronteras nacionales. De ellas, algo más de dos millones (un 4,7%) procedían de otro Estado europeo, mientras que los tres millones restantes habían llegado de un país extracomunitario.

Según las cifras, los extranjeros residentes en España más numerosos son los rumanos (734.800, lo que supone un 14% del total), seguidos de un 12,3% de marroquíes (649.800) y un 8% de ecuatorianos (423.500).

Alemania, la que más población extranjera tiene

En cifras absolutas, España es, después de Alemania con más de siete millones de extranjeros, el país de la UE que más residentes foráneos acoge, seguido de Reino Unido, Francia e Italia.

El 42% de los habitantes de Luxemburgo son extranjerosSin embargo, en comparación con el total de habitantes del país, Luxemburgo desbanca al resto de Estados con un 42,6% de extranjeros.

Letonia (18%), Estonia (17%), Chipre (16%) e Irlanda (13%) son los países que, además de Luxemburgo, cuentan con un porcentaje mayor de extranjeros.

En el otro extremo, Rumanía, Polonia, Bulgaria y Eslovaquia apenas contaban en ese momento con un 1% de foráneos residentes en el país.

Los más decididos: rumanos, italianos y polacos

En cuanto a los ciudadanos europeos que deciden mudarse a otro país de la UE, son los rumanos (1,7 millones), italianos (1,3 millones) y polacos (1,2 millones) los que más se desplazan.

Turcos (2,4 millones), marroquíes (1,7 millones) y albaneses (un millón) son los residentes no comunitarios más numerosos en los Veintisiete.