Obama, en la televisión
Obama, en las televisiones de un comercio. DAVID MOIR/ REUTERS

La crisis económica ha hecho que los estadounidenses se queden más en casa y vean más la televisión, una media de 18 horas semanales (154 minutos diarios) frente a las menos de 16 (137 minutos) del 2008, según un informe publicado hoy miércoles.

El estudio State of the Media Democracy, de la consultora Deloitte, revela un incremento del 26 por ciento en el número de estadounidenses que eligen la televisión como su medio favorito frente al 2008. La cuarta edición del estudio evalúa las preferencias mediáticas de 2.046 consumidores estadounidenses de entre 14 y 75 años.

Los que más han aumentado son los grupos de 45 a 64 años, que en 2007 consumían 263 minutos y en 2008 llegaron a los 270

Más de un 70 por ciento de los participantes identificó la tele como una de sus tres actividades mediáticas preferidas y un 34 por ciento la calificó como su principal pasatiempo, más del doble de la segunda opción: navegar por internet, con un 14 por ciento del respaldo popular.

Casi tres terceras partes de los consultados aseguró que los difíciles tiempos económicos los han llevado a comprar menos entradas para el cine, conciertos y eventos deportivos, así como DVD y videojuegos. "La recesión ha disparado la demanda de entretenimiento en casa y ha llevado a los consumidores a invertir en la mejora de su experiencia televisiva", afirmó en un comunicado Ed Moran, director de innovación de Deloitte.

En España el consumo televisivo ha registrado también un aumento significativo desde el comienzo de la crisis. En 2007 el consumo medio diario de televisión estaba en 223 minutos y se situó en 2008 en 227. En lo que va de 2009 (hasta octubre, incluido) hemos acumulado una media de 221 minutos, aunque aún faltan por contabilizar dos meses de un alto consumo televisivo.

Los que más han aumentado su consumo son los grupos de 45 a 64 años, que en 2007 consumían 263 minutos diarios y en 2008 llegaron a los 270 y los mayores de 64, que pasaron de 314 a 317 minutos al día según datos de Barlovento Comunicación.