Una joven neozelandesa fue atropellada por un automovilista distraído en el sur del país mientras mostraba sus pechos a los conductores y, posteriormente ha sido  declarada culpable de desorden público por los tribunales, según informó la prensa local.

La Policía indicó que Cherelle May Dudfield, de 18 años, se colocó en medio de la carretera para exhibir sus pechos descubiertos ante los motoristas que pasaban a su lado hasta que un conductor distraído la arrolló.

La joven no pudo esquivar el vehículo a tiempo y rodó por la parte delantera del automóvil hasta impactar en el parabrisas, pero no sufrió lesiones de importancia.

Dudfield, que admitió su culpabilidad, fue condenada a pagar una multa de 275 dólares neozelandeses (136 euros).