iPhone
Un usuario muestra su iPhone. AGENCIAS

La compañía encabezada por Steve Jobs, Apple, revolucionó el mercado de los teléfonos móviles cuando en 2007 lanzó su primer modelo del popular iPhone. Dos años después las ventas no han hecho más que crecer, lo que ha puesto en alerta a la competencia y ha revolucionado el mercado.

Nokia ha decidido abrirse a Linux, Windows y RIM mejoran sus existentes SOs, Palm lanzó webOS y Samsung trabaja en Baba. Mientras, Google también ha ido comiendo terreno con Android. Ahora, dos de los principales actores de esta obra hablan sobre el papel determinante de la compañía de la manzana.

Apple lanzó un producto icónico, nuevo e inédito con una interfaz de usuario muy buena

El jefe de movilidad de Microsoft en Reino Unido, Phil Moore, y el director de soluciones y alianzas de marketing para EMEA de Research In Motion, Rory O'Neill, han admitido que la entrada de Apple en el mercado de los teléfonos móviles en 2007 les cogió "desprevenidos" y a la postre les ha servido como "catalizador" para mejorar y evolucionar sus productos.

Durante una sesión de preguntas en el evento 'Connect!', organizado en Londres por el proveedor Azzurri, 'partner' de RIM y Microsoft, Phil Moore admitió que "todavía están a verlas venir" en el terreno de los sistemas operativos móviles. "Cuando Apple entró en escena hace un par de años tiró por tierra el manual y reinventó este sector del mercado. Nosotros por desgracia no tenemos ese lujo. Lo cierto es que Apple nos cogió a todos echándonos la siesta. Lanzó un producto icónico, nuevo e inédito con una interfaz de usuario muy buena", añadió Moore.

Según el jefe de movilidad de Microsoft, la nueva versión de su sistema operativo para móviles, Windows Mobile 7, "equilibrará la balanza". Moore declaró que han "retrasado su salida hasta bien entrado 2010". Rory O'Neill también apuntó a Apple como la compañía que marca el ritmo hoy en día en el mercado de los terminales móviles. "Si nos paramos a observar, los fabricantes que lo están haciendo bien en este mercado son aquellos que han conseguido tener un sistema integral que tenga un equilibrio entre hardware, software y servicios de redes", añadió O'Neill.

"Lo que Apple ha logrado con éxito es acelerar la importancia que tiene un smartphone respecto a un teléfono móvil convencional. Los usuarios tomaron decisiones sobre qué quieren que sea capaz su teléfono y Apple se lo está ofreciendo. La empresa de Cupertino ha sido un catalizador para todos nosotros y nos ha ayudado a entender que los móviles son una plataforma que puede ayudar a la gente a hacer todo lo que deseen", finalizó O'Neill.