Otros tres jóvenes, menores, fueron condenados a entre 4 y 8 años en un centro de régimen cerrado. Por otra parte, la Comunidad ejecutó el año pasado 910 medidas de internamiento de menores, un 80% de ellos de 14 a 17 años.