Los Mossos d'Esquadra han detenido a 30 personas y han registrado 80 empresas de Barcelona y su área metropolitana, en el marco de una operación contra una importante red dedicada al fraude fiscal mediante la realización de facturas falsas.

La policía catalana se ha incautado de abundante documentación y material informáticoSegún fuentes próximas al caso, la operación, que se está llevando a cabo de forma coordinada con la Agencia Tributaria, ha comportado hasta el momento cerca 80 registros e inspecciones en empresas y algún domicilio de Barcelona, Castelldefels, Sant Boi de Llobregat y Premià de Dalt (Barcelona).

La investigación, que está bajo secreto de sumario y se mantiene abierta, se ha iniciado a primera hora de esta mañana y pretende dar un golpe a una red de empresas que presuntamente habría montado un sistema para defraudar al fisco, tanto en el pago de impuestos directos como indirectos.

Hasta ahora, se han practicado 30 detenciones de personas vinculadas a la red de fraude fiscal, que al parecer está integrada por múltiples sociedades que globalmente sumarían un elevado nivel de facturación, según han informado las mismas fuentes.

La red estaba está integrada por múltiples sociedadesAdemás, se ha registrado la sede social de varias de esas empresas, donde la policía catalana se ha incautado de abundante documentación y material informático que será analizado en las próximas horas.

El sistema por el que las empresas conseguían defraudar al fisco se basaba fundamentalmente en la presentación de facturas falsas a la Agencia Tributaria. Uno de los registros policiales se ha llevado a cabo en la sede de una empresa situada en la calle Consell de Cent de Barcelona, de donde los Mossos d'Esquadra han sacado dos grandes bolsas con documentación, tras lo que han proseguido con la inspección de las oficinas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.