Los universitarios que inician sus estudios en el campus de Sant Vicent tienen muy claras sus preferencias: se decantan decididamente por la educación y la sanidad. Hasta el punto de que algunas carreras cuentan con listas de espera que superan el medio millar de alumnos.

Así sucede con el título de maestro en educación infantil, que iniciaba el curso con 90 plazas, todas ellas cubiertas desde el mes de junio. 90 privilegiados, ya que la demanda sextuplica la oferta, y más de 600 alumnos hacen cola por si queda alguna plaza libre, algo bastante improbable en estas fechas.

Mucho inglés...

En enfermería, la situación es parecida. En primer curso se han ofertado este año 188 plazas y finalmente han admitido a tres más, 191 en total. Pero en lista de espera se quedan más de 500 jóvenes.

Traducción e interpretación de inglés arrancó el primer curso con 60 admitidos. La lista de espera para esta primera promoción, algo más reducida que en las carreras anteriores, deja a unos 145 alumnos en espera.

... y pocos títulos técnicos

La única carrera técnica que aparece en las preferencias del alumnado es arquitectura técnica. El cupo de admitidos está en 200 plazas, y otros 213 alumnos tendrán que elegir otra opción, porque ya no hay más.

Cuéntanos tu caso

¿Has podido estudiar lo que querías, o no tienes plaza?

  Escríbenos a:

nosevendealicante@20minutos.es

Y las que menos gustan

Por contra, otras carreras universitarias todavía tienen abiertos los plazos de admisión, en espera de que las aulas se llenen. Es el caso de ingeniero geólogo y filología francesa y catalana. Ciencias y letras comparten el desinterés estudiantil. Según aseguran fuentes universitarias, «las inciertas salidas profesionales de las mencionadas carreras de filología parecen ser el motivo de los bajos márgenes de solicitud, mientras que la ingeniería geológica asusta por su dificultad en el estudio para obtener el título».