El depósito municipal se vacía de chatarra
Coches, motos y hasta bicicletas. de todo hay en el depósito de vehículos del Ayuntamiento. Caco Rangel
Llevan años abandonados sin que nadie los haya reclamado. Están amontonados en pilas de hasta tres alturas. Algunos son amasijos de chapa y ocupan ya demasiado espacio del depósito de la grua municipal.

En un mes, el depósito se vacíará de la chatarra. En total 600 vehículos irán camino del desguace, según explica 20 minutos el gerente de Aussa, la empresa que gestiona la grua municipal.

Dos depósitos

«Aunque no ha colgado el cartel de completo, el depósito está muy cargado» afirma un empleado. Con la salida de esta partida lograrán recuperar casi la mitad del espacio disponible, ya que los dos depósitos que hay en la ciudad suman una capacitad total de 1.500 vehículos.

El origen del problema no es otro que el gran número de personas que no recogen el vehículo que la grua les ha retirado. Al pasar un tiempo se trasladan del depósito Alfa III (Parque de los Príncipes) al Alfa II (Pino Montano), donde se van acumulando hasta que la falta de espacio obliga a enviarlos al desguace.

Cuando en febrero de 2004 Aussa se hizo cargo del servicio ya había almacenados coches viejos. Tras realizar un inventario completo y terminar los trámites necesarios, ahora Aussa podrá llevarlos a las gestoras de residuos sólidos urbanos, donde los descontaminarán y harán chatarra.

Una vez retirada esta gran partida, Aussa calcula que se irán retirando no más de 70 al año. Aunque siempre dependerá de la voluntad del propietario de recuperar su coche.

Control informático

La puesta en marcha de una sistema informático permite controlar por ordenador los datos de los vehículos retirados y su ubicación dentro del propio depósito, lo que facilita la gestión. La aplicación también permite notificar en un plazo de una semana a los propietarios de los vehículos retirados que aún no lo han recogido, que éstos se encuentran en el depósito.