Novelista turco Pamuk mantiene su posición sobre masacre armenia
Reuters Reuters

Pamuk fue a juicio en diciembre por 'insultar y debilitar la identidad turca' tras hablar acerca de la masacre, un tabú en Turquía. También afirmó que las fuerzas turcas tuvieron parte de culpa por la muerte de 30.000 kurdos en las décadas de 1980 y 1990.

'Repito, dije alto y claro que un millón de armenios y 30.000 kurdos fueron asesinados en Turquía, y lo mantengo', afirmó Pamuk en una rueda de prensa en Francfort, donde acudió para recibir un importante premio literario el domingo.

El escritor turco más importante de la actualidad dijo que no había usado la palabra 'genocidio' para describir los asesinatos masivos de armenios en 1915: 'Si debe ser llamado 'genocidio' o 'asesinato masivo'(...) o algo así, es algo que debe ser decidido por los expertos'.

Turquía, hogar de cerca de 60.000 personas de etnia armenia, no acepta los cargos de genocidio y dice que tanto los armenios cristianos como los turcos musulmanes sufrieron matanzas masivas en un conflicto durante la Primera Guerra Mundial.

El periodista armenio-turco Hrant Dink recibió una sentencia de seis meses que decía que si volvía a cometer un delito ingresaría en prisión por insultar la identidad turca en un artículo. El ministro de Exteriores dijo que esperaba que los cargos contra Pamuk fueran retirados.

El hecho es que la libertad de expresión es uno de los esfuerzos de Turquía para entrar en la Unión Europea. Las conversaciones sobre la incorporación entre la UE y el país mayoritariamente musulmán empezaron a principios de mes tras unas largas discusiones entre los 25 Estados miembros sobre las condiciones.

APOYA LA CANDIDATURA POR EUROPA

Pamuk, en cuyas novelas 'Mi nombre es rojo' y 'Nieve' han sido traducidas a decenas de idiomas, dijo que apoyaba la candidatura de Turquía para unirse a la UE.

'Deseo con todo mi corazón que Turquía se convierta en miembro de la UE pero este es un aspecto totalmente político, no cultural', comentó. 'La entrada de Turquía en la UE permitiría también enriquecer la cultura de la Unión'.

La canciller electa alemana Ángela Merkel es una de entre el puñado de líderes europeos que se oponen al ingreso total de Turquía, y los sondeos de opinión muestran también altos niveles de oposición entre los ciudadanos alemanes, en cuyo país viven por lo menos tres millones de turcos.

Pamuk, de 53 años, es el segundo autor turco que ha recibido el Premio de la Paz de la Asociación de Libreros Alemanes, el mayor premio literario de del país, en sus 55 años de historia. Yasar Kemal fue galardonado con el premio en 1997.

Pamuk, a cuya escritura se la califica a menudo de cabalgar entre Europa y Asia -como hace su ciudad natal, Estambul- nombró a los grandes novelistas como sus mayores influencias.

'Dostoievsky, Thomas Mann, Tolstoi, Proust, Joyce, Virginia Woolf, Faulkner... todos ellos me han influenciado y cuando escribo hablo con ellos',dijo.

Pamuk dijo que nunca buscó controversia política. 'Soy turco. He vivido 43 años en Turquía, y por eso mis observaciones políticas son sobre Turquía, porque es lo que conozco', añadió.

'Nunca pedí un papel político (...) sólo me ocurrió', dijo. 'No obstante, acepto la responsabilidad con gusto'.

/Por Georgina Prodhan/