32.921 personas asistieron este mediodía a la manifestación convocada en Madrid por los sindicatos UGT y CCOO con el lema "Que no se aprovechen de la crisis", según el cómputo efectuado por la empresa Lynce para la Agencia EFE.

Los datos facilitados por esta empresa tienen un margen de error del 15 %, que podría elevar el número hasta un máximo de 37.860 personas, ha explicado su director, Juan Manuel Gutiérrez.

"Que no se aprovechen de la crisis"

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, aseguró este sábado, al comienzo de la movilización convocada con CC OO, que se puede decir que hay un "antes y un después", porque las propuestas sindicales van a adquirir "mucha fuerza" y se pondrá en marcha el modelo para salir de la crisis.

Méndez hizo estas declaraciones a la prensa minutos antes de que comenzase la protesta, que se encaminaba hacia la Puerta de Alcalá entre gritos de "derecho a techo", "Díaz Ferrán (presidente de la CEOE) paga a tus trabajadores" o "Botín tú ni crisis".

Los sindicatos han montado un escenario portátil para larzarles huevos a Rajoy, Zapatero o el líder de la patronal, Díaz Ferrán

El lema de la manifestación es "Que no se aprovechen de la crisis, el trabajo lo primero, por el diálogo social" y los objetivos son recuperar el diálogo social para proteger el empleo y los salarios, y exigir que se movilicen recursos para reactivar la economía.

Por su parte, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha dicho que la afluencia a la movilización es "masiva" y ha llegado desde todos los puntos de España.

Esta protesta, dijo, pretende ser un "aldabonazo positivo" de la sociedad en demanda de una salida a la crisis que sea "compatible" con los derechos sociales y que evite la pérdida de empleo y que los trabajadores se vean abocados a un deterioro de la protección social. Por ello se mostró convencido de que van cambiar las cosas y no sólo por la actitud de la CEOE.

Entre los manifestantes, la Federación de Industria de CC OO ha montado una especie de escenario portátil en la que aparecen las caras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del líder del PP, Mariano Rajoy, y del máximo dirigente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. Los sindicalistas regalan huevos para que sean lanzados contra la cara del que se prefiera y con el siguiente motivo: "échale huevos a la crisis".

Consulta aquí más noticias de Madrid.