Belén Esteban
El cirujano encargado de intervenir a la colaboradora (a la derecha) acudió el viernes al plató de 'Sálvame Deluxe'. TELECINCO

Un viernes más el programa de Telecinco presentado por Jorge Javier Vázquez se alza como líder indiscutible de la noche del viernes, después de registrar un share medio del 16,9 %; superando claramente a DEC, el espacio presentado por Jaime Cantizano que emite la cadena de la competencia Antena 3, que sólo alcanzó una cuota de pantalla del 14,2 %.

Según los datos publicados por FormulaTv.com, más de dos millones de espectadores siguieron Sálvame Deluxe, cuyo tema estrella en esta ocasión no fue otro que la operación de cirugía estética a la que recientemente se ha sometido Belén Esteban.

El cirujano que la ha operado dijo que había hecho "algo natural, no una obra de arte"

La colaboradora del programa ha pasado por el quirófano para quitarse las bolsas de los ojos, reconstruirse la nariz y eliminar las arrugas que tenía junto a los labios, tal y como informan desde Telecinco.es.

El viernes por la noche, al plató de Telecinco acudía el cirujano que ha intervenido a Esteban. Vilo-Rovira ha confesado que la operación no era nada sencillo, "Ella sabía que su operación era difícil como cualquier rinoplastia. Ha sido laboriosa, minuciosa y la he puesto lo más guapa posible, buscando un equilibrio", contaba.

El cirujano dio detalles de la intervención, "Las bolsas las hemos quitado, hemos estrechado la nariz y he resaltado los pómulos. La zona del mentón la he retocado"; pero quiso dejar claro que se trataba de "algo natural" y no de "una obra de arte".

Vilo-Rovira también contó que aceptar operar a una persona con la repercusión mediática de Belén Esteban es "un reto"; de hecho, según contaron varios colaboradores, muchos cirujanos no quisieron operarla precisamente por esta repercusión. "La estudié y la dije lo que la podía hacer. Ella es Belén y está más guapa", cuenta el cirujano.

Belén Esteban ya participó vía telefónica en la edición diaria de Sálvame, donde se mostró muy satisfecha con el resultado de la intervención, que todavía no ha mostrado públicamente. "Estoy todo el día mirándome al espejo", decía.

La operación, que duró cuatro horas, le dio algo de miedo, ya que sufre de diabetes y es "nerviosa", según ella misma ha dicho. Pero finalmente, parece que todo ha salido bien y ella se muestra eufórica con los resultados, "Estoy deseando que me vea la gente".