La embajada en Islamabab da por muerto al español desaparecido en el terremoto de Pakistán

La Embajada de España en Islamabad ha registrado el fallecimiento del empresario español desaparecido en la torre Margalla de Islamabad que se desplomó por el terremoto del día 8, informaron hoy  fuentes diplomáticas.

La decisión se ha tomado ante la "certeza" de que el empresario, Enrique Lafarge, murió a causa del derrumbe, pese a que no se ha encontrado su cadáver.

Lafarge, cuya última residencia en España estuvo en Barcelona, era un comerciante que estaba de paso en la ciudad y al que uno de sus socios le había prestado su apartamento, en el último piso de la torre Margalla, para pasar la única noche que iba a dormir en la capital.

Ese edificio de diez plantas se cayó por completo hace trece días por el fuerte seísmo de 7,6 grados en la escala de Richter y desde que comenzaron las tareas de búsqueda se rescataron dieciséis personas con vida y 60 cadáveres.

Pero aunque el proceso de desescombro ya ha terminado, faltó por localizar a nueve personas, entre ellas el empresario español y cuatro ciudadanos suecos, una madre y sus tres hijos, la familia de un diplomático que se salvó porque había ido a trabajar a la ONU.

El embajador de España en Islamabad, José María Robles Fraga, y la encargada de Asuntos Consulares, Amaia Fuentes, visitaron hoy las torres para tratar con los responsables de las tareas de búsqueda de restos humanos entre los escombros.

Según las fuentes diplomáticas, ahora se van a analizar los restos de ADN y se va a seguir haciendo todo lo posible para tratar de identificar los restos del español. Ante la certeza de la muerte del empresario, la Embajada lo ha inscrito como fallecido en el Registro Civil, de acuerdo con el artículo 86 de la Ley de Registro Civil para casos de catástrofes naturales, naufragios y campañas militares.

      NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento