Te pueden caer 3.000€ por pegar carteles en farolas

Está prohibido desde 1996, pero el Ayuntamiento sólo reñía por teléfono a los infractores. Ahora, la situación es insostenible y va a empezar a sancionar.

«Desde hace unos seis meses, la situación se ha vuelto insostenible». Con estas palabras definió ayer el concejal de Alumbrado, Juan Vicente Jurado, el aluvión de carteles y pegatinas que ensucian el mobiliario urbano de la ciudad, especialmente las farolas.

Para remediarlo, el Ayuntamiento tomará medidas: «vamos a empezar a aplicar la ordenanza que establece sanciones de hasta 3.000 euros para aquel que realice esta actividad», amenazó el edil.

Razones no le faltan, puesto que al Consistorio le cuesta, de media,18 euros limpiar cada farola que ha sufrido la pega indiscriminada de carteles y pegatinas (arrancar el cartel y limpiar los restos de cola u otros pegamentos).

Volver a pintar

Además, si hay que cepillar y volver a pintar la farola (esto pasa, aproximadamente, en un tercio de los casos) a ese coste hay que sumar otros 65 euros.

De media, calculan desde Alumbrado, que adecentar 100 farolas llenas de carteles cuesta unos 4.000 euros; y esto sucede en una ciudad que cuenta con más de 80.000 luminarias.

Sin embargo, la descontrolada situación ha llegado a este punto a causa de la permisividad municipal, puesto que desde 1996 existe una ordenanza que prohíbe esta actividad y la sanciona con hasta 3.000 euros.

Jurado admitió que en todo este tiempo no se ha multado a nadie. «Hemos estado llamando por teléfono a las empresas que se anuncian en los carteles, nos prometían que no lo iban a volver a hacer pero, a la semana siguiente, volvía a estar todo forrado de anuncios.

Tenemos localizadas a unas 40 ó 50 que lo hacen reiteradamente y no vamos a esperarmás para activar el arma de las sanciones», añadió.

Castigan el centro y Blasco Ibáñez

Las zonas en las que se ha detectado con una mayor incidencia el problema de la pega indiscriminada de carteles y pegatinas en el mobiliario urbano son el centro de la ciudad y las grandes vías, especialmente la avenida Blasco Ibáñez.

Sin embargo, la Concejalía de Alumbrado admite que la situación se ha generalizado prácticamente a toda la ciudad. «Antes había más problemas en fechas como Navidades, por las fiestas de Nochevieja, o en septiembre, con los estudiantes buscando piso, pero ahora ocurre todo el año», concretaron desde Alumbrado.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento