Alicante contará con un nuevo pabellón deportivo cubierto que tendrá capacidad para acoger a 10.000 espectadores y albergará, además de una pista deportiva central donde se podrá jugar al baloncesto, balonmano o fútbol sala, una gran instalación para practicar atletismo.

El palacio deportivo, que se edificará en el barrio de Rabasa, comenzará a construirse con casi total seguridad en el mes de septiembre, y el Ayuntamiento tiene previsto que finalicen las obras dentro de dos años. El coste final del pabellón, que todavía no se ha determinado, será financiado a partes iguales por la Generalitat Valenciana y el Consistorio alicantino.

Antes de Semana Santa se elaborará el proyecto de redacción de esta nueva infraestructura, y la edificación de la obra acabará en 2007. Según comentaron el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, y David Serra, secretario autonómico de Deportes del Consell, se pretende que este nuevo pabellón se convierta en un claro referente para la práctica deportiva a nivel nacional y pueda albergar, en un futuro, competiciones internacionales.

Acogerá el Eurobasket
Por de pronto, el nuevo pabellón acogerá algunos partidos de baloncesto correspondientes al Eurobasket de 2007, que se celebrará en España, y Alicante es una de las subsedes.

Con esta instalación, Rabasa mejorará sus infraestructuras, una de las graves carencias que sufre el barrio.

 

Comercios en el Rico Pérez

El estadio de fútbol Rico Pérez albergará en sus bajos locales comerciales. Con esta iniciativa se pretende remodelar el campo municipal, con los beneficios que se generen de la explotación de esas superficies. El Rico Pérez, de propiedad del Ayuntamiento, alberga partidos de fútbol casi todo el año y conciertos musicales en verano, que han llegado a degradar bastante las instalaciones del campo.