Dos años de cárcel para un policía que abusó sexualmente de una niña de 11 años

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado al agente, de 54 años, por cometer abusos sexuales sobre la niña cuando entró en su domicilio con el pretexto de interrogarla.

El tribunal cree probado, en función del testimonio "veraz, sincero y muy contundente" de la menor, que el policía acudió a la casa de la niña, de origen ecuatoriano, entró con ella en una habitación con el pretexto de interrogarla y allí le sometió a tocamientos impúdicos, a consecuencia de los cuáles tuvo que ser tratada psicológicamente.

La declaración de la niña resulta "verosímil" para el tribunal
En la sentencia se cita la doctrina respecto a estos casos en los que el testimonio de la víctima y el del acusado son casi los únicos elementos probatorios y se concluye que en el presente caso la declaración de la niña, de acuerdo con el informe pericial, resulta "verosímil", mientras que la del
acusado "no resulta creíble, ni verosímil" e
incurre en contradicciones.

La Audiencia Provincial de Madrid impone la pena de dos años de prisión -de uno a tres años es lo previsto en el Código Penal- ya que considera un agravante la condición de policía del acusado, pero entiende que los hechos, aunque graves, no revisten la extrema gravedad que implicaría una pena aún mayor, como los tres años que solicitaba el fiscal.

El tribunal condena también al acusado a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo por su delito, ocurrido el 14 de octubre de 2003, y para el ejercicio de empleo público durante el tiempo de la condena y al pago de una indemnización de 3.000 euros a la víctima.

Sin embargo, le absuelve del delito de inducción a la prostitución infantil del que le acusaba el fiscal, ya que no considera acreditado que el acusado le ofreciera dinero a la 'niña para mantener una relación sexual con ella.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento