Un perro, salvado casi por puro milagro

  • Dick es un yorkshire y tiene casi 15 años.
  • Padece cataratas y demencia senil.
  • Se cayó desde una altura de tres pisos.
Dick, estirado, convaleciente de la tremenda caída.
Dick, estirado, convaleciente de la tremenda caída.
C. R. P.

La buena voluntad de dos jóvenes amantes de los animales, la precisa atención del veterinario y algo de suerte le han salvado la vida a Dick, un pequeño perro de raza yorkshire que hace un par de semanas dio un buen susto a sus dueños.

Dick, que tiene 14 años y medio, padece demencia senil y cataratas. El pasado 24 de noviembre, el perro salió al balcón a tomar el fresco, una de sus grandes aficiones. Mientras tanto, su propietaria bregaba en la cocina, ajena a todo. Fue entonces cuando el can se precipitó al vacío, desde una altura de tres pisos.

«Dos chicas de unos 14 años lo encontraron, lo recogieron y se lo llevaron al veterinario, que determinó que el perro estaba bastante aturdido, pero no presentaba ninguna rotura ni coágulos. Sólo le puso un par de inyecciones», recuerda Cristian, agradecido a los salvadores de su mascota.

Con la vida del animal fuera de riesgo, las chicas empezaron a investigar quién era su propietario. Peregrinaron portal por portal, hasta que dieron con los dueños. «Gracias a la gente que quiere a los animales, como las jóvenes que encontraron a Dick, y a la eficacia del veterinario, se ha salvado», afirma Cristian.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento