La organización Al Qaeda en el Magreb Islámico se ha responsabilizado este martes del secuestro de tres cooperantes españoles de la ONG Barcelona en Acció Solidària el pasado 29 de noviembre en Mauritania, según un comunicado de este grupo difundido por el canal de televisión qatarí Al Yazira.

Dos unidades de valientes muyahidines lograron secuestrar a cuatro europeos en dos operaciones distintas

En una grabación, el grupo terrorista también ha asegurado que mantiene retenido a otro cooperante francés, Pierre Camatte, secuestrado en Mali el 25 de noviembre.

"Dos unidades de valientes muyahidines lograron secuestrar a cuatro europeos en dos operaciones distintas: la primera, en Mali, donde el francés Pierre Camatte fue secuestrado el 25 de noviembre; y la segunda, en Mauritania, donde tres españoles fueron capturados el 29 de noviembre", asegura el portavoz de Al Qaeda en el Magreb Islámico, que se identifica como Saleh AbuMohamed.

En la grabación de audio se menciona explícitamente el nombre de los secuestrados y se anuncia la próxima remisión de mensajes a los gobiernos de España y Francia explicando las condiciones de su liberación, que en el mensaje de este martes no se especifican. "Francia y España serán informadas sobre las legítimas demandas de los muyahidines", dice la organización.

"Discreción y tranquilidad"

Tras analizar desde primera hora la grabación, el Comité Técnico del Gobierno que hace el seguimiento del secuestro da credibilidad a esta reivindicación, y a partir de las 8.00 h ha trasladado la información a las familias de los secuestrados.

El comité técnico está integrado por secretarios de Estado y altos cargos de los Ministerios de Exteriores, Interior y Defensa, así como del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Miguel Ángel Moratinos, titular de Exteriores, afirmó este martes por la mañana desde Bruselas que este equipo comenzó a analizar la autenticidad del comunicado de Al Qaeda desde que se difundió, y pidió "discreción y tranquilidad" para liberar a los retenidos. Moratinos ha recordado que el Gobierno "sospechaba desde el principio" de Al Qaeda.

Los tres cooperantes españoles, Albert Vilalta, Roque Pascual y Alicia Gámez, fueron secuestrados el 29 de noviembre en Mauritania a unos 150 kilómetros de Nuakchot, en la carretera que une la capital con Nuadibú, la ciudad más importante del norte del país.