Jóvenes y política: ¿una relación imposible?

  • Las estadísticas dicen que la implicación de los jóvenes es escasa.
  • Los jóvenes que entran en política no se ven como rebeldes sin causa.
  • Se ven a sí mismos como realistas pero desean introducir nuevas ideas.
A los jóvenes les importa la política pero no se implican en proporción.
A los jóvenes les importa la política pero no se implican en proporción.
ARCHIVO

Lejos de resignarse ante la manida sentencia de que a los jóvenes no les interesa en absoluto la política, los "cachorros" de los partidos están dispuestos a dar la batalla para demostrar que hay pie para la ilusión en este mundo y que la juventud tiene mucho que decir.

Un par de jóvenes no desaprovechó esta semana la oportunidad que le brindó para ello la conmemoración del XXXI aniversario de la Constitución, y al verse en la tribuna del Congreso de los Diputados leyendo un artículo de nuestra Carta Magna, cayeron en la tentación de verter su particular comentario.

Uno para expresar su extrañeza de que, ante la situación actual, los sindicatos no ejerzan su derecho a la huelga y "bailen el agua" al presidente del Gobierno, y otro para homenajear a quienes, como su abuelo, tuvieron que abandonar España por circunstancias políticas o económicas.

Son pruebas de que la juventud no está tan ajena a las inquietudes políticas y respaldan la opinión de los dirigentes de las ramas juveniles de los partidos aseguran que sí hay interés y que ellos no son unos rebeldes sin causa ni persiguen ideales utópicos. Por el contrario, se ven a sí mismos como realistas pero desean introducir nuevas ideas, actualizar el discurso político y defender los intereses de los jóvenes.

Presentan los retos de futuro que han de integrarse en la agenda política desde una perspectiva más juvenil y reivindican la preparación y la responsabilidad de los jóvenes frente a la imagen que parece instalarse en muchas ocasiones en la opinión pública y que está salpicada de muchas connotaciones negativas.

Sí hay interés, pero no participación

A los jóvenes les interesa la política del día a día, pero les cuesta dar el paso para participar en ella. Esa es una opinión generalizada en la que coinciden los dirigentes de las juventudes de los partidos.

Imanol Urrutxua, de 29 años, miembro del Consejo Nacional de EGI -la organización juvenil del PNV- y su responsable de Comunicación, afirma que a los jóvenes les importa la política, pero admite que se sienten muy alejados de los debates partidistas.

Coincide con esta opinión el secretario general de las Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, de 27 años, quien señala que hay que diferenciar la preocupación política de los jóvenes de la percepción existente en los partidos porque cree que esta generación es la más apartada del funcionamiento de las formaciones políticas.

Del paro al Hip Hop

Conscientes de que la política debe tratar asuntos que interesen a la juventud, cada uno de ellos fija su agenda de prioridades y hay muchos puntos en común en cuestiones como el empleo, el acceso a la vivienda y la educación.

El representante de los jóvenes de IU lamenta que no se aborden asuntos como el ocio alternativo y la expresión artística mediante disciplinas como el "hip-hop", el "skate" o la pintura, y reclama más atención ante problemas como la precariedad laboral, la vivienda y la deficiente educación sexual.

Urrutxua cree que los jóvenes perciben que no se cuenta con ellos al no prestar la debida atención a sus problemas, y el representante de Nuevas Generaciones reclama con urgencia un acuerdo para lograr un modelo educativo estable y aboga por reformas fiscales orientadas a minimizar los esfuerzos que los jóvenes tienen que hacer para emanciparse.

También pone sobre la mesa la falta de un modelo energético responsable, la ineficacia de la ayuda al desarrollo por no llegar directamente al usuario final, y el problema de los refugiados saharauis.

Las prioridades del máximo responsable de las Juventudes Socialistas pasan por poner en la agenda la reducción de las tasas de desempleo juvenil a la mitad y la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible.

Defiende la integración real de las personas que "ya están creciendo en España como españoles y son hijos de los primeros inmigrantes", apuesta por reducir los índices de pobreza y hambre mundiales y plantea que se debata sobre la reducción a los 16 años de la edad para ejercer el derecho al voto en comicios como los municipales y autonómicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento