Manifestación internauta
Un grupo de jóvenes se manifiesta en Valencia contra la reforma de Internet. Efe

Viñeta de apoyo al Manifiesto en defensa de los derechos en Internet.Aproximadamente un millar de internautas salió este viernes a la calle para protestar contra el anteproyecto de ley que afecta a Internet.

Bajo el lema "Libera la cultura, okupa la Red", unas 500 personas se concentraron en la protesta más numerosa, la de Madrid, que se desarrolló  en la Plaza del Rey, frente al Ministerio de Cultura. "El ambiente está muy tranquilo, la gente está paseando", explicaba a primera hora Jonan Basterra (#pixel_jonan) que trataba de reencontrarse con sus amigos a la vez que seguía por Twitter la evolución de la protesta en otras ciudades. "En Granada ha acudido bastante gente a la Plaza del Ayuntamiento", aseguraba este internauta para quien, la frase más repetida entre los asistentes era: "¿Como tú por aquí?".

El ambiente está tranquilo, la gente está paseando Por todas partes se podía ver a jóvenes, muchos de ellos blogueros reconocidos, portando sus smartphones y tecleando mensajes.

La movilización, sin embargo, se ha vivido con más intensidad en la Red. Navegando por #manifiesto en Twitter -la red social que se ha convertido en el centro neurálgico de esta iniciativa-, era posible seguir las impresiones de muchos de los participantes y de los que no habían podido acudir a la protesta, pero que no querían perderse ni un detalle de lo que allí ocurría. La página contaba a las 20.30 con miles de tweets y una hora después todavía recibía unas 20 entradas por minuto.

En ellos, algunos usuarios esgrimían sus argumentos contra el anteproyecto presentado por el Gobierno y que determina que una comisión, creada en el seno del Ministerio de Cultura, tenga potestad para bloquear páginas web sin necesidad de una autorización judicial. "Un gobierno no puede limitar derechos fundamentales", protestaban los tuiteros.  Otros ofrecían datos de afluencia en sus ciudades: en Orense o Sevilla habría habido algunas decenas de personas. En Valencia, frente a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana, se habrían reunido unas 50. Desde Palma, un joven aseguraba que la Policía les había pedido que se fueran a otro lado...

También Facebook congregó a sus fieles, que pudieron disponer de más espacio para expresar sus pareceres. Por José M. Ruíz Garrido supimos que en Sevilla sí se había leído el manifiesto que un grupo de expertos online y blogueros habían preparado el día anterior.

A las 21.00 horas ya eran muy pocos los que continuaban en sus plazas clamando por los derechos de Internet. En la Red, sin embargo, el debate continuaba. Allí, aseguraban muchos, era donde se estaba celebrando "la auténtica manifestación".

¿Por qué la protesta?

Todo comenzó el pasado día 1, fecha en la que se dio a conocer uno de los puntos, hasta entonces desconocido, de la nueva Ley de Economía Sostenible. En éste se determinaba el cese de actividad de una página web cuando ésta vulnerara "los derechos de la propiedad intelectual". Además, se introducía una disposición adicional que establecía que sería una comisión creada en el Ministerio de Cultura, la Comisión de Propiedad Intelectual, y no un juez, quien velara "por los derechos de los autores en Internet".

Dicho órgano tendría potestad, por lo tanto, para decidir qué páginas debían ser bloqueadas. La noticia se extendió como la pólvora por Internet, donde miles de usuarios mostraron su disconformidad en foros, blogs y redes sociales, y expertos digitales redactaron y distribuyeron un manifiesto en el que se pedía la revisión de la ley. El revuelo provocó que la titular de Cultura, Ángeles González-Sinde, recibiera este jueves a un grupo de blogueros y periodistas online, que ya ha sido bautizada como 'la lista de Sinde', para intercambiar pareceres sobre el nuevo anteproyecto. Lamentablemente, la reunión finalizó sin acuerdo, según los representantes internautas, aunque fue "muy positiva", según la ministra.