Los relámpagos son la esperanza de un pueblo sumido en la pobreza

  • Un pueblo venezolano presume de tener espectaculares tormentas eléctricas casi la mitad del año.
  • Estas duran mucho más de los habitual con una frecuencia de 40 a 50 relámpagos a la hora.
  • Sus habitantes esperan atraer al turismo y que esto pueda ayudarles a salir de la pobreza en que viven.
Imagenes de Catatumbo y alguna de sus tormentas eléctricas.
Imagenes de Catatumbo y alguna de sus tormentas eléctricas.
YOUTUBE

Estamos acostumbrados a que muchos lugares del mundo expriman y publiciten al máximo sus principales atractivos turísticos, pero resulta llamativo que este atractivo sea un fenómeno atmosférico no demasiado habitual como un relámpago (los espectaculares haces de luz consecuencia de los rayos).

Un pequeño pueblo de pescadores en Venezuela y sumido en la pobreza ha comenzado a resultar de atractivo turístico gracias a sus tormentas eléctricas, nada menos que 160 de media al año.

Catatumbo, que así es como se llama este pequeño municipio americano, presume de tener tormentas eléctricas durante medio año.

Los científicos coinciden en que esto se debe al viento que sopla desde la cordillera de los Andes y los altos niveles de gas metano en la zona, que se unen a otras causas que provocan las tormentas.

Más relámpagos y más potentes

No sólo se produce este fenómeno con tanta frecuencia. También es más duradero de lo habitual. Si una tormenta eléctrica suele durar una media de una o dos horas, en Catatumbo puede hacerlo hasta 10 horas seguidas. Y no sólo eso, también con mayor frecuencia, no bajando, según explica Ramón Velázquez, meteorólogo de las Fuerzas Aéreas venezolanas, de unos 40 a 50 relámpgos visibles a la hora.

Lo que se intenta ahora es que el gobierno venezolano publicite este enclave tan espectacular, con la idea de que el turismo alivie la frágil situación económica de los habitantes de la zona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento