El 75% de los españoles apoyan reducir a cero la tasa máxima de alcohol al volante

  • Un 17% de los españoles coge el coche tras consumir alcohol.
  • El 56% aumenta las precauciones por los controles de tráfico.
  • Según un estudio de AXA sobre 8.000 conductores.
El 'II Estudio AXA sobre Hábitos de la Conducción' ha sido realizado en diez países europeos.
El 'II Estudio AXA sobre Hábitos de la Conducción' ha sido realizado en diez países europeos.

El 75% de los conductores españoles está a favor de una ley ‘cero alcohol al volante’. Así lo pone de manifiesto una encuesta de la aseguradora AXA sobre 8.000 conductores, según la cual la mayoría de los españoles se muestra partidario de penalizar cualquier tasa de esta sustancia mientras se conduce, frente al 68% de ciudadanos europeos.

No obstante, un 17% de los españoles reconoce coger en ocasiones el coche, a pesar de ser conscientes de que su consumo de alcohol podría superar la tasa permitida. Esta cifra alcanza el 24% de los encuestados si sólo analizamos la respuesta de los hombres españoles. No obstante, aunque los encuestados reconocen como suficiente el actual nivel sancionador, la opción mayoritaria se inclina por el endurecimiento de la ley frente a infracciones de este tipo.

Actualmente, en España la tasa de alcoholemia de 0’25 mg/l, mientras que otros como Francia, Italia o Irlanda sitúan el límite punible en el 0’40 mg/l. La iniciativa a favor de la 'ley seca' al volante está ya vigente en algunos países como Brasil, en el que la norma rige desde mediados de 2008.

Además de en España, el estudio ha sido realizado en otros nueve países europeos: Bélgica, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Portugal y Suiza.

Percepción de seguridad

La percepción de seguridad en la carretera se mantiene baja entre los conductores españoles respecto al resto de europeos. Según se desprende del estudio, un 65% de los encuestados se siente seguro al volante, una cifra sensiblemente inferior a la media europea que se sitúa en el 75%.

Los radares y controles de tráfico, y no su propia capacidad para ver los peligros, hacen aumentar las precauciones en la carretera de hasta un 56% de los conductores españoles, frente al 48% de la UE, según indica el estudio.

A estas razones que llevan a los españoles a ser más cautos al volante se suma también, para un 49% de los encuestados, la posibilidad de perder puntos, un porcentaje que no difiere de la media establecida en los países que aplican este tipo de sanción.

Mayor prevención

El 45% de los encuestados incide en la necesidad de reforzar las medidas de prevención de accidentes con medidas como, por ejemplo, la creación de una asignatura de seguridad vial en las escuelas (9 de cada 10 encuestados apoyan esta iniciativa). Asimismo, el 35% de los españoles también se muestran más preocupados que la media europea (25%) por el estado de las carreteras y señalan lanecesidad de instalar señales de advertencia de los puntos negros.

Respecto a la preocupación por las distracciones, un 90% cree que contestar al teléfono sin manos libres es peligroso, y sólo un 28% admite hacerlo, en ocasiones, cifras inferiores a la media europea. En lo que refiere a la confianza al volante que aporta el cinturón de seguridad, un 89% cree que conducir sin él es peligroso y sólo el 15% reconoce hacerlo.

Buenos conductores

El estudio apunta también que el 60% de los españoles piensa que sus compatriotas son buenos al volante, aunque sitúan a los alemanes en el primer puesto. Cuando se computan la totalidad de las opiniones de los europeos, los españoles aparecen en el séptimo lugar del ranking de buenos conductores de los diez países participantes en el estudio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento