Palma-Palmilla es la zona de la ciudad en la que más intervenciones policiales contra el menudeo de droga se registran, según la Policía Nacional: 108 puntos desarticulados de enero a octubre.

Pero esta estadística no deja de sorprender incluso a los colectivos que luchan contra la droga desde dentro de ese barrio.

«En Palma-Palmilla el problema del tráfico de drogas es mayor de lo que pesan los recursos que la Policía destina a luchar contra él, pero menor de lo que aparece en los medios de comunicación», afirma un vecino que prefiere mantener el anonimato. «En una década, sólo ha habido una decena de redadas grandes. Con esos datos, debería haber tres intervenciones al día», señala sorprendido.

El siguiente sector con más actuaciones por menudeo de droga es el Centro (19), seguido de Asperones y García Grana (16 y 15).

El resto de zonas acumula seis o menos desarticulaciones en lo que va de año: Trinidad, Explanada de la Estación, Carranque, Perchel, El Palo, Limonar, Molinillo y Misericordia, entre otros.

En total, este año se han desarticulado 236 puntos de venta. En todo 2008 fueron 258. La media mensual de 2009 en la ciudad es de 24 puntos desmantelados, 29 detenciones y 1,4 kilogramos de sustancias intervenidas.

Estos datos son similares a los mensuales del año pasado, a excepción de la cantidad de droga (200 gramos menos) y el dinero intervenido ( 3.000 euros menos). El 90% del estupefaciente que se incauta es hachís, seguido de cocaína, heroína y revuelto de ambas.

Prevención y educación

La mayoría de las asociaciones de Palma-Palmilla comparten la preocupación por la droga, su tráfico y su consumo. El plan comunitario Proyecto Hogar cuenta con una mesa de salud en la que los vecinos abordan el problema y plantean soluciones.

Prevención, educación y más policía son algunas de las claves para ganar la partida a los estupefacientes. «Antes la gente se drogaba en las calles, en los últimos años es difícil verlo», asegura un vecino.

Consulta aquí más noticias de Málaga.