Luces navideñas
Una 30% de las luces navideñas que se venden en la Unión Europea pueden suponer "un riesgo grave para la seguridad en el hogar". Archivo

Una de cada tres luces navideñas que se venden en la Unión Europea (UE) pueden suponer "un riesgo grave para la seguridad en el hogar", y provocar descargas eléctricas o incendios, según un informe presentado este miércoles por la Comisión Europea (CE).

La comisaria de Consumo asegura que este informe se trata sólo de una primera advertencia" El estudio analizó las guirnaldas luminosas comercializadas en cinco países europeos (Holanda, Alemania, Eslovaquia, Eslovenia y Hungría), aunque "es muy probable" que los artículos considerados peligrosos se distribuyan también en otros estados miembros, según dijo la comisaria europea de Consumo, Meglena Kuneva.

En el 30% de las luces navideñas examinadas se descubrieron "graves problemas de incumplimiento" de la normativa, lo que incrementaba el riesgo de descarga eléctrica y el peligro de incendio. En la mayoría de los casos son irregularidades en los requisitos técnicos de seguridad relacionados con las clavijas, el anclaje de los cables, el cableado, el aislamiento y la protección contra descargas eléctricas.

El 40% de las guirnaldas luminosas presentaban deficiencias que no amenazan directamente la seguridad del usuario como son irregularidades en el etiquetado, en las instrucciones de utilización o de carácter administrativo. El 41% del total de productos examinados procedía de China, según destacó Kuneva en rueda de prensa.

Las autoridades deberán combatir la entrada de productos defectuosos en nuestras casas "Este informe es una primera advertencia. Las autoridades nacionales y la industria deberán redoblar sus esfuerzos para combatir las carencias y lagunas que permiten la entrada de productos defectuosos en los comercios y en nuestras casas", dijo la comisaria.

Además, Kuneva recomendó a los consumidores que "estén alerta y tomen precauciones básicas para minimizar los riesgos". En particular, la Comisión aconseja adquirir las luces navideñas en "comercios fiables", donde se garanticen las normas básicas de seguridad, y recomienda no dejarlas encendidas cuando no haya nadie en casa o por la noche.