La economía mundial registrará un crecimiento moderado del 2,4 por ciento en 2010, fruto de las medidas financieras adoptadas por los países industrializados para contener la crisis, ha asegurado la ONU en un informe.

La recuperación pronosticada para el año que viene es "frágil"El documento titulado Situación y perspectivas de la economía mundial asegura que los recortes de producción industrial que se produjeron durante la recesión iniciada en 2008 se han revertido, pero advierte de que la recuperación pronosticada para el año que viene es "frágil".

Añade que la actividad económica que soporta el crecimiento se debe más a que las empresas repondrán el inventario perdido durante la crisis, que a un aumento de la demanda de consumidores e inversores.

El informe señala que la situación de la economía mundial empezó a recuperarse en el segundo trimestre de 2009 y se ha consolidado en el cuarto, pero ello no evitará que se cierre el año con una contracción conjunta del 2,2%.

Asegura que las políticas de estímulo evitaron una nueva Gran Depresión a principios de 2009La reactivación económica viene impulsada en gran parte por los efectos de las políticas de estímulo ejecutadas en todo el mundo a lo largo de 2008", considera el informe elaborado por los técnicos del Departamento de Análisis de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU.

Estas políticas evitaron que el desplome del comercio mundial, la producción industrial y el crédito "llevaran a la economía al abismo de una nueva Gran Depresión a principios de 2009", agrega. De todas formas, la recuperación de la actividad será lenta a lo largo del próximo año, lo que no permitirá un descenso notable de los altos índices de desempleo que afectan a numerosas economías.

Por regiones, la ONU calcula que los países de la zona euro crecerán un mero 0,4% el año que viene, una cifra cercana a la de Reino Unido (0,6) y Japón (0,9), pero alejada del 2,1% de Estados Unidos. La media de crecimiento en Latinoamérica y el Caribe será del 3,4%, una cifra que en Brasil alcanzará el 1,1%. Las economías de China (8,8%) y la India (6,5%) seguirán siendo las locomotoras de la región del este y sur de Asia, que en su conjunto crecerán un 6,4%.