Que ocurriera parecía altamente improbable, pero sucedió: un espectador de un call TV (concurso en el que los televidentes participan desde casa vía telefónica) consiguió acertar los dos enigmas que le proponía la presentadora. Primero, desentrañó el nombre oculto en una sopa de letras: Asdrúbal. Después, averiguó las cuatro letras que estaban escritas dentro de un sobre.

El programa, que se emite en La Sexta, ofrecía 60.000 euros a quien lo lograra. Sin embargo, para sorpresa de la audiencia y del concursante, Rubén, llevarse dicha suma no iba a resultar tan fácil.

La Sexta asegura que el concursante cobrará los 60.000 euros En primer lugar, la presentadora, al darse cuenta de que el participante había superado las pruebas, trató de ganar tiempo demorándose en la apertura del sobre que revelaría que las cuatro letras propuestas por Rubén eran correctas. Después, sólo acertó a decir, nerviosa, que la respuesta era incorrecta porque el orden de las letras recitadas por Rubén (A, J, M y R) no coincidía con el dispuesto en el papel que mostraba.

Para evitar problemas, la joven despidió rápidamente al ganador y le remitió a los teléfonos de Producción.

La difusión del vídeo en el que se muestra este episodio ha causado un gran revuelo en Internet y ha obligado a La Sexta a dar explicaciones. Según El Mundo, la cadena ha declarado que garantizará al ganador el cobro que se le negó y que ha abierto una investigación sobre la productora que gestiona dicho call TV.  Al parecer, la productora atribuye lo ocurrido a "un error humano" de la presentadora.