El portavoz de CiU en el Parlament, Oriol Pujol, critica que los presupuestos del gobierno catalán para 2010 son muy inferiores que los de hace siete años para las comarcas de Tarragona, y que suponen una "desinversión" para esta comarca.

Según los cálculos de CiU, la Generalitat, habría dejado de invertir en el Camp de Tarragona durante los últimos siete años unos 756 millones de euros. Pujol afirma que las inversiones de 2003 para esta zona de Catalunya eran de 158,9 millones cuando para 2010 se han presupuestado menos euros, 152,1 millones.

Critica que la gravedad de todo es que los presupuestos de la Generalitat en 2003 eran de 17.000 millones y que para 2010 se han duplicado, por lo que asegura que para el tripartito, Tarragona "pesa muy poco". Añade que el gobierno catalán tiene un modelo de país "con una cabeza muy grande que es el Área Metropolitana", ya que para 2010 el presupuesto destinado a esta zona es de 2.135,6 millones de euros, mientras que en 2003 era de 881,8 millones.

También critica que estos presupuestos "no son sociales" como dice el gobierno catalán, porque "no hay incrementos en las pensiones de viudedad, ni ayudas a las familias con hijos y se ha reducido el gasto sanitario en atención primaria", entre otras cosas.

Pujol valora muy negativamente los nuevos datos del paro en Catalunya, donde ha crecido el desempleo en 11.802 personas , y critica el "conformismo" del Govern respecto a la situación por "permitir" que Catalunya sea "líder en creación de paro".

Pujol califica el panorama de "desolador" y asegura que mientras el paro crece, el presidente de la Generalitat, José Montilla, está "de brazos cruzados" ante temas como la subida de impuestos.

Por último, el portavoz de CiU, habla sobre la posibilidad de que haya manifestaciones falangistas el 13 de diciembre, cuando se realicen diversas consultas populares sobre la independencia de Catalunya en todo el territorio.

En este sentido, insta a la Conselleria de Interior a ser "prudente" y celebra cómo se desarrollaron los hechos en la primera de estas consultas en Arenys de Munt. "Todo el mundo pudo decir la suya, a favor y en contra y fue una jornada tranquila y de radicalidad democrática", declara, al tiempo que expresa que se ha de permitir que desarrolle todo con normalidad por parte de todos.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.