Aminatu Haidar y Pedro Zerolo
La activista saharaui Aminatu Haidar conversa  con el secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG, Pedro Zerolo. Martínez de Cripán / EFE

Aminetu Haidar obtendrá el pasaporte marroquí siempre y cuando pida perdón a su Rey, Mohamed VI, y reconozca que su nacionalidad es marroquí.

El Sáhara Occidental ya es marroquí y nadie podrá torcer el brazo de Marruecos Así lo ha asegurado este miércoles el cónsul de Marruecos en Canarias, Abderrahman Leibek, que ha calificado la actitud de la activista saharaui Aminetu Haidar, que lleva 17 días en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, como un "acto de traición a su patria".

"Tiene que pedir perdón a la institución más alta de Marruecos, al Rey, y cuando esta institución le haya perdonado yo no tengo ningún inconveniente en expedirle un pasaporte a Haidar en media hora", sentenció el cónsul en rueda de prensa, para agregar a continuación que en todo caso tendría que ir ella a buscarlo al consulado marroquí, en Las Palmas de Gran Canaria.

Leibek dijo que "no cree en la huelga de hambre" de Haidar y afirmó que el Sáhara Occidental "ya es marroquí y nadie podrá torcer el brazo de Marruecos en cuanto a su marroquinidad".