Muntazer al-Zaidi, el periodista iraquí que fue encarcelado por lanzar sus zapatos contra el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se convirtió este martes en objetivo de una agresión similar a la que el perpetró.

Siempre supe que el invasor y sus lacayos se tomarían la revancha contra míAl-Zaidi, cuya acción contra Bush en diciembre pasado lo convirtió en un símbolo de la rabia iraquí, estaba hablando en una conferencia de prensa en París para promover su campaña en favor de las víctimas de la guerra en Irak cuando un hombre de la audiencia le lanzó su calzado.

Los medios fraceses dijeron que el atacante era un periodista iraquí exiliado quien defendió la política de Estados Unidos, acusando a Zaidi de defender a una dictadura, antes de lanzar su zapato.

Tras el inicidente, Al-Zaidi declaró que  "cuando usé este método, lo hice contra la ocupación, no lo usé contra un compatriota. Siempre supe que el invasor y sus lacayos se tomarían la revancha contra mí", según recoge la BBC.