Hotel NH Tango
Hall del hotel Tango en Buenos Aires.

A escasos metros del teatro Colón, el teatro lírico más importante de Sudamérica, en la que fuera sede de la Metro Goldwyn Mayer en Buenos Aires, se ubica un hotel dedicado al tango. Es el primer hotel temático de la cadena NH y pretende ser un homenaje al emblema porteño por antonomasia, un arte declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El establecimiento, de cuatro estrellas y categoría Collection en régimen de propiedad, cuenta con una inmejorable ubicación, muy cerca del distrito financiero y de la zona de teatros en torno a la Avenida Corrientes (el Broadway de Buenos Aires). Su proximidad a la Avenida 9 de Julio –la más ancha del mundo- y a uno de los iconos de la ciudad, el Obelisco, lo convierte en un destino perfecto para estancias de ocio y negocio.Está emplazado en el antiguo cine Metro, edifció que compró la Metro Goldwyn Mayer

Emplazado en uno de los edificios singulares de la ciudad, el antiguo cine Metro, el NH Tango requirió un minucioso proceso de rehabilitación a cargo del estudio Urgell Penedo Urgell.

La antigua filmoteca, inaugurada en 1956 con capacidad para 2500 espectadores, sufrió un cambio radical en su fisonomía cuando pasó a albergar los ocho pisos de oficinas utilizados por la estadounidense Metro Goldwyn Mayer. En su reconversión actual, el edificio se sustentó con un esqueleto de vigas de hormigón de 25 y 30 metros, lo cual permitió incorporar un noveno piso de  habitaciones de gran tamaño con amplios frentes vidriados y balcones.

El acceso al NH Tango se realiza a través de una gran caja de vidrio coloreado, inspirada en una sala de espectáculos tanguistas muy visible desde la calle. Cabe destacar el espacio elegido para el lobby, el cual era anteriormente una sala de proyecciones.

El tango, sus bailarines, sus músicos, sus grandes maestros tienen una marcada presencia en este establecimiento. Su interiorismo, obra del estudio Caparra Entelman, recuerda el baile en iconos y texturas. Además, el característico fileteado, una técnica pictórica típicamente porteña con sus vistosas espirales, se repite en vidrios, vinilos, pasillos, habitaciones y zonas comunes, así como en la vajilla y elementos de menaje. El baile está presente en iconos y texturas de las estancias

Para estos diseños se recurrió al prestigioso maestro fileteador Aquiles Ducet Mavrakis, responsable de las obras de conmemoración a Carlos Gardel, realizadas por la Academia Nacional del Tango.

Los colores rojo, negro y blanco presiden el espacio en las 108 habitaciones del establecimiento -incluidas las tres suites del noveno piso y las estancias habilitadas para minusválidos-. Arabescos y grandes fotografías, dedicadas a tanguistas, bandoneonistas, cantantes…, marcan también la imagen de las estancias. Las suites disponen de telefonía IP con acceso a internet.

El hotel cuenta con gimnasio, sauna, ducha escocesa y un salón de 64 metros cuadrados.

El local es, además, un establecimiento ecorresponsable, ya que utiliza tecnología de última generación para optimizar el ahorro energético. La utilización de películas aislantes en ventanas –para mejorar el aislamiento y reducir las necesidades de calefacción- así como el uso de leds y lámparas dicroicas tipo IRC contribuyen a la reducción de emisiones de CO2.