Diez millones de antivirales para prevenir la gripe aviar

España comprará antivirales para el 25% de la población, mientras que la UE reconoce que no está preparada para enfrentarse a una pandemia.
Curarse en salud. Ésta es la política que han adoptado la Unión Europea y España ante la amenaza de la gripe aviar. Por ello, España ha decidido comprar más dosis de antivirales de las previstas, suficientes como para proteger a entre el 15 y el 25% de la población. Este anuncio se produjo el mismo día en que el comisario europeo de Sanidad, Markos Kypriniau, reconocía que la UE «no está preparada para una pandemia».

Así, de los dos millones de retrovirales que el Gobierno tenía previsto comprar, se ha pasado a entre seis y diez, tras el acuerdo entre el Ejecutivo y las distintas comunidades autónomas. Las dosis se repartirán en función de los grupos de riesgo. Además, el Gobierno ha decidido crear una Comisión Interministerial para el seguimiento y análisis de la gripe aviar.

Aunque se mantiene el llamamiento de calma, los últimos contecimientos –la aparición de la cepa más peligrosa en Turquía y Rumanía, con un nuevo brote entre los cisnes del Danubio y la infección de un pavo en la isla griega de Inusa– han activado las alarmas.

Patentes flexibilizadas

Por su parte, la farmacéutica Roche, fabricante de Tamiflu, el antiviral más efectivo, ha recibido presiones de la Organización Mundial de la Salud para flexibilizar su patente y lograr una mayor producción. Roche ya ha anunciado una liberación de su producto con sublicencias. Hasta 40 países han encargado que les faciliten el producto.

Riesgo mínimo de contagio en humanos

José Ramón Azanza. Dpto. Enfermedades Infecciosas Clínica Univ. de Navarra.

El riesgo de contagio por la gripe aviar en humanos es mínimo y la alarma creada, casi rocambolesca. El virus afecta casi exclusivamente a las aves y, de forma excepcional, a humanos que conviven con los animales infectados durante muchas horas. Además, los contagios humanos se han dado en países poco preparados para la prevención. El virus no se transmite entre personas, y nadie se contagia por comer animales infectados. El riesgo lo correrían los trabajadores de las granjas, pero en Europa la mayoría de estas explotaciones son cerradas y la probabilidad de contagio por aves migratorias es menor. Pero este virus está vivo y estoy convencido de que adquirirá la propiedad de infectarse entre humanos tras contactar con la gripe tradicional. Pero el riesgo se ha magnificado, ya que se parecerá al virus de la gripe normal y será fácil encontrar una vacuna. Ahora, una vacunación masiva no tiene sentido, porque sólo protege contra la gripe tradicional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento