Redada del Ayuntamiento contra la venta ilegal de vehículos en la calle

En la avenida de Oporto. La Policía Municipal de Madrid comenzó ayer noche a retirar de la calle aquellos coches que estén en venta o alquiler mediante anuncios en las ventanillas.
La operación policial se puso en marcha en la primera jornada tras la entrada en vigor de la nueva ordenanza de circulación, que prohíbe esta práctica.

A las 21.00 horas, en la avenida de Oporto (en el distrito de Carabanchel, un punto donde prolifera la venta callejera de turismos), los agentes, acompañados de varios vehículos de la grúa, empezaron a aplicar la nueva normativa.

Esta norma, en su artículo 61, establece que un coche aparcado en la vía pública para su venta o alquiler, o con fines principalmente publicitarios, puede ser retirado por la grúa y llevado al depósito municipal. Una vez allí, su legítimo propietario podrá retirarlo, previo pago de la correspondiente sanción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento