El Senado de EE UU dice que Bin Laden "estuvo al alcance de la mano" en 2001

  • "Bin Laden esperaba la muerte", dice el informe del Comité senatorial.
  • Dicho informe se titula: "Tora Bora revisitada: por qué fracasamos".
  • El análisis se refiere a los días entre el 9 y 14 de diciembre de 2001, cuando el terrorista estuvo cercado redactando incluso su testamento.
Osama Bin Laden.
Osama Bin Laden.
ARCHIVO

Un informe del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos asegura que el líder de la red terrorista internacional Osama Bin Laden se encontraba "al alcance de la mano" en diciembre de 2001, cuando estaba "completamente confirmado" que escondía en el complejo de cuevas de Tora Bora (este de Afganistán), desde donde logró escapar.

El comité, presidido por el senador por Massachussets y ex candidato a la Presidencia de EE UU, John Kerry, concluye que si bien la muerte de Bin Laden no habría eliminado la amenaza del terrorismo extremista mundial, "las decisiones que abrieron la puerta a su huida le han permitido emerger como una potente figura simbólica que sigue atrayendo un flujo continuo de dinero.

Así, las "enormes consecuencias" de la huida de Bin Laden "podrían haber sido evitadas" si se hubiera emprendido una operación por tierra con unidades ligeras del Ejército estadounidense en lugar de depender de ataques aéreos y de fuerzas afganas y paquistaníes "pobremente entrenadas" entre el 9 y el 14 de diciembre de 2001, los días más críticos de la operación, durante los cuales el líder terrorista había incluso redactado su testamento.

Más de 100 bombardeos al día

El informe, titulado Tora Bora revisitada: por qué Fracasamos y por qué importa hoy, aplaude la intensa campaña de bombardeos contra la región situada en las Montañas Blancas de Afganistán, el complejo de cuevas "al que se había reducido el mundo de Bin Laden", acompañado de varios centenares de hombres -la mayor concentración de fuerzas de Al Qaeda vista hasta ese momento en la guerra- que llegaron a soportar incluso un centenar de bombardeos diarios.

"Bin Laden esperaba la muerte", asegura el informe, que recoge el testamento del líder terrorista redactado el 14 de diciembre de 2001. "Dios nos encomienda que, cuando la muerte se aproxima, dejemos un legado a nuestros padres y familiares", escribió el máximo responsable de Al Qaeda.

No obstante, los bombardeos no fueron seguidos de una operación sobre el terreno eficaz para dar muerte al líder terrorista. "Menos de un centenar de comandos americanos se encontraban en la zona en aquel momento", apunta el informe. "El vasto espectro del potencial militar estadounidense, desde equipos de francotiradores hasta unidades móviles de Marines, permaneció al margen".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento