Los médicos decidirán si Letizia puede viajar a Asturias mañana

Después de las primeras contracciones de ayer, y de que se comprobase en la Clínica Ruber que estaba perfectamente, la princesa, como cualquier madre, depende del consejo facultativo. ¿Crees que podría dar a luz en Asturias? Vota en nuestra encuesta
.
.
Foto

En su agenda, la Princesa tiene previsto viajar mañana junto a Don Felipe a Oviedo, para asistir a la entrega de los Premios Príncipe de Asturias. Sin embargo, su visita de ayer a la Clínica Internacional Ruber de Madrid, con unas contracciones «muy normales en su avanzado estado de gestación», dicen los expertos, podría modificar sus planes, siempre bajo prescripción médica.

¿Qué le habrá recomendado el doctor Luis Ignacio Recasens en la Clínica Internacional Ruber, donde Doña Letizia tuvo ayer en vilo a los periodistas hasta las tres de la madrugada? ¿Reposo? ¿Cumplir con las obligaciones de la realeza?

A las 00,30 horas del martes la Princesa acudió a la misma clínica que se convertirá, algún día de la primera quincena de noviembre, en el centro mediático de España, cuando nazca el retoño. En su visita de ayer, Doña Letizia se sometió a una monitorización para comprobar la frecuencia cardiaca y si había sufrimiento fetal. «Todo perfecto», afirmó Don Felipe.

Experto ginecólogo

Vaya o no a Oviedo –por si acaso se ha reforzado el dispositivo médico que cubrirá el evento– Doña Letizia y la Clínica Ruber se han convertido en la diana informativa.

Así, el personal del centro ha firmado un contrato que les obliga a no soltar ni prenda. El doctor Recasens, ginecólogo que ya ha atendido dos partos de la Infanta Elena, especializado en partos difíciles y con un índice de cesáreas bajo, está en vilo.

Las terrazas que dan a la clínica se alquilan por 4.500 euros. Y el agua del Jordán, con la que se bautiza a la realeza, ya está en manos del cónsul español en Jerusalén. Las primeras contracciones: suenan los clarines anunciando los fastos.

¿Qué le ha pasado?

Las contracciones que sufrió la Princesa el lunes por la noche «es lo más normal en los dos últimos meses de embarazo», explica a 20 minutos Eduardo Cabrillo, jefe de la Sección de Paritorios del Hospital La Paz. Muchas madres las confunden con el parto.

Se producen por la tensión que soporta el útero a esas alturas de gestación. Hay dos síntomas claros para saber cuándo ha llegado el momento, señala el doctor Cabrillo.

El primero de ellos es la intensidad y el tiempo de las contracciones. «Son muy fuertes y se producen cada diez, siete o menos minutos». El segundo «es la pérdida de líquido amniótico, lo que tradicionalmente se llama romper aguas».

¿Niño o niña?

Aunque la Casa Real no ha desvelado el sexo del niño, y los Reyes han asegurado que no les importa si es varón o fémina, algunos medios han apuntado que ya se sabe y que es niño. En ese caso, todas las quinielas apuntan al nombre de Pelayo. Si fuera chica, el de Almudena es el que cobra fuerza.

¿Cómo le llamarías?

Dínoslo en este foro

Dr. Eduardo Cabrillo. Jefe de Paritorios del Hospital la Paz

«Por edad, su embarazo no es de riesgo»

Muy poco, casi nada ha trascendido del embarazo de la Princesa. La discreción ha sido la nota predominante en el equipo médico que atiende a Doña Letizia. Pero ¿cómo suele ser un embarazo en una mujer de 33 años?

«Hoy en día con esa edad  no estamos hablando de un embarazo de riesgo», explica el doctor Cabrillo, una categoría que se establece para aquellas mujeres que van a dar a luz a partir de los 40. «En el octavo mes de embarazo, el mejor consejo es llevar una vida muy tranquila.  Los ejercicios que se pueden hacer debe ser muy moderados: pasear, nadar, nada de locuras. Y los viajes, cuantos menos mejor. Lo recomendable son los desplazamientos cortos».

En cuanto al modo en que se desarrollará el parto, de momento no se puede aventurar nada. «No sabremos si será con cesárea. Actualmente se suelen hacer en uno de cada cuatro partos». También se desconoce si los médicos han recomendado a Doña Letizia hacerse una amniocentesis (extraer una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea al feto para analizarla). «Se trata de una prueba invasiva, y por tanto, con riesgos. Teniendo en cuenta su edad, no creo que la haya pasado».

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento