Irán construirá 10 nuevas plantas de enriquecimiento de uranio

  • Se ha aprobado un proyecto de ley este domingo.
  • Tan sólo unos días después de que la OIEA emitiera una condena, la primera desde 2006, por la falta de cooperación del régimen iraní.
  • El Parlamento iraní ha pedido a su Gobierno que siga con el plan nuclear pese a las críticas, y que reduzca la cooperación.
Mahmud Ahmadineyad.
Mahmud Ahmadineyad.
ARCHIVO

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha ordenado este domingo a la Agencia Nuclear del país la construcción de al menos cinco nuevas plantas de enriquecimiento de uranio, y que determine en qué puntos de Irán se podría contemplar la instalación de otras cinco más, según ha informado la televisión estatal iraní.

También ha pedido a la citada agencia que desarrolle los estudios para la producción de combustible nuclear enriquecido al 19,5 %, al nivel que dice necesitar para alimentar su reactor de investigación en la capital.

El Gobierno iraní quiere que el diseño de las instalaciones esté presentado en un plazo máximo de dos meses. Las nuevas plantas tendrán características similares a la planta de Natanz, donde Irán tienes unas siete mil centrifugadoras.

Ahmadineyad argumentó que su país necesita producir 20.000 megawatios de electricidad para cumplir los objetivos del cuarto plan de desarrollo nacional, y para ello necesita las referidas plantas, que estarían dotadas de un total de 500.000 centrifugadoras.

El mandatario manifestó su intención de que, una vez completado el macroproyecto, la República Islámica sea capaz de generar entre 250 y 300 toneladas de combustible nuclear al año.

La decisión podría contribuir a profundizar aún más el conflicto entre el régimen iraní y la comunidad internacional, que acusa a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear pacífico, otro de naturaleza clandestina y aplicación militar cuyo objetivo sería la adquisición de armamento atómico.

El Parlamento pide reducir la cooperación nuclear

El Parlamento iraní ha pedido al Gobierno del presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, que reduzca rápidamente el nivel de cooperación nuclear con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) y no detenga bajo ningún concepto el desarrollo del programa nuclear.

En una carta leída por uno de los diputados, la Cámara ha instado al Ejecutivo a diseñar un plan y a presentarlo a la Asamblea en un breve plazo de tiempo, informó la agencia de noticias local estudiantil Isna.

"Pedimos al Gobierno que teniendo en cuenta la postura bélica del 5+1, prepare de forma rápida un proyecto para reducir el nivel de la cooperación con el OIEA y le entregue a la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento", reseñó la carta, firmada por 226 diputados.

"Los diputados están convencidos de que la voluntad política de algunas grandes potencias, en concreto de Estados Unidos y el Reino Unido, han forzado este desvío en el camino", agregó.

La demanda tiene lugar apenas 72 horas después de que la Junta de Gobernadores de la citada agencia de la ONU aprobara, por primera en los últimos tres años, una resolución de condena a Irán por su falta de cooperación y transparencia en torno a su controvertido programa nuclear.

El citado documento, impulsado por Estados Unidos, Francia, el Reino Unido, Rusia, China y Alemania, contó con el voto favorable de 25 países, mientras que tres -Venezuela, Cuba y Malaisia- votaron en contra y seis -Turquía, Pakistán, Afganistán, Brasil, Sudáfrica y Egipto- se abstuvieron

"El camino erróneo" de la ONU

En respuesta, el régimen de los ayatolá ya anunció el viernes que reduciría su nivel de cooperación con la citada agencia de Naciones Unidas y dio a entender que buscará el uranio enriquecido que dice necesitar por otras vías.

"La resolución política, que no ha sido adoptada de forma unánime por la Junta de Gobernadores, ha sido hecha pública pese a que el director general de OIEA (Mohamad ElBaradei) insiste en el carácter pacífico del programa nuclear iraní", argumentaron hoy en su misiva los diputados.

"El pueblo iraní no tiene duda de que desde el punto de vista jurídico, no existe desviación alguna en el programa nuclear de la República Islámica", recalcaron. En este sentido, los diputados insistieron en que el expediente iraní debe "normalizarse y recuperar la senda correcta" del OIEA y no proseguir el "camino erróneo" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

El presidente estadounidense, Barack Obama, "no sólo no ha cambiado nada, sino que su lenguaje está en la misma onda radical que el de los conservadores que controlaban la Casa Blanca durante la presidencia del George W. Bush", aseguraron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento