Los padres denunciados por su hija no podrán acercarse a ella a menos de 300 m.

  • La chica, de 12 años, denunció que la azotaron con un cable.
  • Ocurrió en la pedanía murciana de Puente Tocinos.
  • Los Servicios Sociales murcianos se han hecho cargo de la niña.

El juzgado de primera Instancia e Instrucción Número 4 de Murcia dejó el jueves en libertad a los padres de la niña de 12 años que denunció haber sido azotada y golpeada en la espalda, nalgas y muslos con un cable, por sus progenitores, en su casa de la pedanía murciana de Puente Tocinos.

No obstante, les impuso cautelarmente una prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la menor. Los Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma se han hecho cargo de la niña, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM).

Los padres, una mujer, de 40 años, y un hombre de 33 años, pasaron el jueves a disposición del juzgado, que estaba en funciones de guardia, y fueron imputados por violencia doméstica y lesiones contra la menor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento