Prótesis dirigida por el cerebro
Christian Kandlbauer muestra su prótesis controlada con el cerebro como primer usuario de este nuevo prototipo de prótesis en Viena, Austria. Roland Schlager / EFE

Un joven austríaco de 20 años es el primer europeo portador de prótesis de brazo dirigidas por el cerebro, desarrolladas por una empresa alemana en su centro de investigación en Viena (Austria).

Nadie puede imaginarse cómo es necesitar siempre alguien para ir al baño, para comer y para lavarse

Christian Kandlbauer, un mecánico que a consecuencia de un accidente con corriente eléctrica de alta tensión perdió ambos brazos, podrá volver a ejercer su profesión, ya que las prótesis le permiten mover los brazos y las manos sin movimientos bruscos, según declaró al diario Kurier de Viena.

El muchacho, al que le fue amputado un brazo desde el hombro y otro desde encima del codo, es el primer europeo en beneficiarse del invento, y la tercera persona en el mundo.

"Volveré a hacerlo todo sin ayuda"

"De ahora en adelante volveré a hacerlo todo sin ayuda ajena. Nadie puede imaginarse cómo es necesitar siempre alguien para ir al baño, para comer y para lavarse", dijo Kandlbauer, y añadió que esta novedad les aporta una nueva calidad de vida a las personas como él.

Según explicó un portavoz de la empresa inventora, hasta ahora las prótesis tan sólo permitían tres posibilidades de movimiento: abrir y cerrar la mano, levantar y bajar el codo así como girar la mano, y había que realizarlos uno tras otro, y no simultáneamente.

El nuevo brazo del muchacho tiene siete articulaciones y puede mover varias al mismo tiempo, sólo con pensar en ello, para poder ejercer una maniobra gracias a la intuición, explicó el cirujano Manfred Frey, que llevó a cabo las intervenciones preliminares necesarias.

En los hombros, Kandlbauer tenía todavía restos de los nervios que llevaban a los brazos y transmitían los impulsos del cerebro, restos que los médicos trasladaron a los músculos del pecho que reciben ahora las señales para ser registrados por unos electrodos y desencadenar los movimientos correspondientes.