Corbacho espera poder abordar en enero el "contrato alemán" para reducir el paro

  • El "contrato alemán" propone una reducción de jornada compensada con un subsidio estatal para evitar un mayor aumento del paro.
  • Espera reunirse con sindicatos y empresarios a principios de año.
  • Apunta que es necesario establecer nuevas estrategias 'post crisis'.
Imagen de archivo de Celestino Corbacho.
Imagen de archivo de Celestino Corbacho.
EP

El ministro español de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha dicho este martes en Roma que confía en poder abordar en enero de 2010 la medida conocida como "contrato alemán", que propone una reducción de jornada compensada con un subsidio estatal para evitar un mayor aumento del paro.

"La medida ha sido bien recibida por parte de los sindicatos y de los empresarios. Creo que en el primer mes del año próximo podemos estar en condiciones de abordarla", manifestó el titular de Trabajo en rueda de prensa, tras mantener un encuentro con su colega italiano, Maurizio Sacconi.

Asimismo, Corbacho indicó que, una vez firmada la primera declaración entre sindicatos y empresarios, el Ejecutivo espera convocar una reunión de las tres partes a principios del próximo año, "consecuencia de la reanudación del diálogo social tripartito".

Post 2010

Preguntado sobre cuáles van a ser las prioridades de la Presidencia española de la Unión Europea (UE) en el primer semestre de 2010 en el ámbito de trabajo y ocupación, Corbacho subrayó la necesidad de "definir la nueva estrategia post 2010" y recalcó cómo la estrategia de Lisboa tenía propósitos de llegar a unos porcentajes de empleo que se han visto "truncados" por la crisis.

El ministro de Trabajo se refirió a las corrientes de opinión que consideran que las políticas europeas han de otorgar prioridad al trabajo de los jóvenes y a los parados de larga duración, al tiempo que resaltó la importancia de desarrollar la formación y diseñar estrategias de ayuda a esos colectivos de desempleados.

En el ámbito de la inmigración, Corbacho se refirió a la necesidad de que "Europa apueste por unas políticas cada vez más coordinadas y más homogéneas desde el punto de vista del control de los flujos migratorios", con el objetivo de que esta "sea cada vez más ordenada y legal". En esta línea, destacó que el Pacto Europeo de Inmigración y Asilo, aprobado en septiembre de 2008 y que España pretende impulsar con un plan de acción durante su Presidencia europea, "es un buen elemento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento