Condenado a 50 años de cárcel por matar a sus dos hermanos para cobrar una herencia

  • También ha sido condenado un vecino a 44 años de prisión al que contrató para que ejecutara el crimen.
  • Si morían sus hermanos obtendría las propiedades que el padre dejó a los tres, además del dinero del seguro de vida.
  • El autor material de los hechos robó una escopeta a un cazador y les mató a una distancia de unos tres metros.

Un hombre ha sido condenado a 50 años de prisión por matar a sus dos hermanos mayores en Villanueva del Trabuco (Málaga) para poder cobrar una herencia familiar. Además, un vecino del municipio ha sido condenado a 44 años de prisión por ser el autor material del crimen tras ser contratado por el primero para ejecutar las muertes, según la sentencia.

El hermano de los asesinados, todos miembros de una familia conocida en el municipio, ha incurrido en la circunstancia agravante de parentesco y obliga a los condenados a indemnizar a la familia de las víctimas con 196.000 euros, detalla el fallo.

En agosto de 2007, J.C.P. propuso a otro vecino de Villanueva del Trabuco, M.A.G.A., que matase a sus dos hermanos a cambio de una cantidad que oscilaría entre 48.000 y 180.000 euros.

J.C.P., agricultor, sabía que si morían hermanos recibiría "una importante cantidad de dinero", ya que obtendría las propiedades que el padre había dejado a los tres hermanos, además de la cantidad estipulada en el seguro de vida de ambos.

Secuencia de los hechos

El 29 de febrero de 2008, M.A.G.A. robó a un cazador una escopeta cuando éste se bajó de su vehículo y lo dejó sin cerrar. El 2 de marzo de ese año, sobre las 10.00 horas, J.C.P. acompañó al otro condenado al lugar exacto donde estarían sus hermanos horas más tarde para llevar a cabo el crimen.

Sobre las 13.00 horas del mismo día, M.A.G.A. fue a una finca de olivar del municipio donde estaban comiendo los dos hermanos, ambos agricultores. Se acercó a unos 3 metros de sus víctimas y les disparó con la escopeta. A uno le dio en la cabeza y en el brazo derecho y al otro en el tórax, la cabeza y el abdomen.

Tras los hechos, el autor material guardó el arma y fue a un paraje conocido como 'El Mesías', en Villanueva de Mesías (Granada), donde sumergió el arma en un riachuelo y luego la cubrió también con varios troncos de madera, para finalmente comunicar a J.C.P. que "el trabajo está hecho".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento