Comunidad Valenciana

La línea 5 de metro unirá Ribarroja con Valencia a principios de 2011

  • Conectará ambos municipios en media hora con una frecuencia de paso de 10 minutos.
  • Una vez finalicen las onbras, comenzarán las de prolongación a Vilamarxant.
Varios ciclistas contemplan el paso de un convoy sin servicio en una estación del metro de Valencia.
Varios ciclistas contemplan el paso de un convoy sin servicio en una estación del metro de Valencia.
20MINUTOS.ES

Ribarroja quedará a tiro de piedra de Valencia en poco más de un año. Concretamente, será en el primer trimestre de 2011 cuando Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ponga en servicio la prolongación de la Línea 5 de Metrovalencia entre Manises y la localidad del Camp de Túria, según informó ayer el conseller de Transportes, Mario Flores.

Esta infraestructura permitirá a los vecinos de Ribarroja plantarse en unos 30 minutos en el centro de Valencia y estar conectados a puntos tan importantes como el aeropuerto de Manises o la estación del Norte, las universidades y el puerto de Valencia.

Según explicó Flores, entre Ribarroja y Manises pasarán trenes cada 10 minutos, aunque estos tiempos podrían reducirse en horas punta.

Así, el nuevo tramo contará con una longitud de 9,4 kilómetros que discurrirán por la antigua línea de cercanías de Renfe Valencia-Llíria. El trazado, una vez sale desde la parada de Aeroport, se mantiene bajo tierra los primeros 580 metros, para salir a superficie hasta Ribarroja. En total habrá cuatro paradas: La Cova, La Presa, Masía de Traver y Riba-roja I.

450 plazas de parking

Juanto a las cuatro estaciones habrá un total de 450 plazas de aparcamiento disuasorio para facilitar el acceso de los ciudadanos a la nueva infraestructura. Una vez finalicen estas obras, está previsto que se puedan iniciar los trabajos de la prolongación de esta línea hacia Vilamarxant. Fuentes de FGV informaron que dicho tramo ya cuenta con el informe de declaración ambiental favorable y que están trabajando en el proyecto constructivo.

Cruzará Ribarroja bajo tierra

El único punto negro de la llegada del metro a Ribarroja será que lo hará en superficie, con las molestias que esto conllevará para el municipio. Sin embargo, el futuro proyecto de prolongación a Vilamarxant contempla el soterramiento de la línea para cruzar el casco urbano de ambos municipios, según informaron ayer fuentes de FGV. De esta forma, la Conselleria de Infraestructuras seguirá con su política de eliminar pasos a nivel, tal y como se está ejecutando en otros puntos como Alboraia o Benimàmet.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento