Rouco denuncia que la enseñanza religiosa no respeta el acuerdo con la Santa Sede

  • Está preocupado por la asignatura Educación para la Ciudadanía.
  • No quiere que se imparta como una enseñanza adoctrinadora.
El presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela.
El presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela.
EFE

El presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha denunciado que la vigente regulación de la enseñanza religiosa en la escuela no se adecúa a lo previsto en el acuerdo sobre Educación y Asuntos Culturales entre la Santa Sede y España.

Así lo ha manifestado durante la apertura de la XCIV Asamblea Plenaria de la CEE, en un discurso centrado en la celebración del Año sacerdotal, la crisis económica y en los "graves problemas" que aquejan al sistema educativo español.

El cardenal-arzobispo de Madrid ha aprovechado su intervención para dar la bienvenida al nuevo Nuncio Apostólico en España, Monseñor Renzo Fratini, al que ha ofrecido el apoyo de la Conferencia Episcopal. Rouco Varela ha mostrado su preocupación por la asignatura de Educación para la ciudadanía y ha pedido que se imparta como "materia de formación estrictamente cívico-jurídica y no de formación moral y de visión del hombre, fórmula típica de una enseñanza ideológica y adoctrinadora", ha dicho

Ha abogado, además, por un "pacto escolar" dentro del marco del artículo 27 de la Constitución, que garantiza la educación para todos y la libertad de enseñanza, y que "ha sido desarrollado muy provechosamente por la doctrina del Tribunal Constitucional", y ha considerado que con voluntad "podría ser una realidad fecunda para el futuro de la educación en España".

Para el presidente de la CEE, problemas actuales del sistema educativo como el alto fracaso escolar, la "creciente" indisciplina y violencia en las aulas, la pérdida de autoridad de los profesores y una educación sexual impartida sin criterios morales "deben ser revisados con criterios de eficacia pedagógica".

El arzobispo de Madrid se ha referido también en su discurso a la crisis moral y económica que atraviesa la sociedad, que "debería convertirse en ocasión para abordar a fondo la situación de la familia humana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento