La Guardia Urbana de Barcelona ha culminado la extensión de las patrullas de proximidad en toda la ciudad y garantizará su presencia pese a que pasen grandes incidencias, afirma el alcalde, Jordi Hereu, quien asegura que, con la nueva organización, se "blinda" la presencia en los 73 barrios.

Con la implantación en los distritos del Eixample, Les Corts, Sarrià-Sant Gervasi y Horta Guinardó, Hereu extiende el nuevo modelo que empezó en 2007. Con el refuerzo de 250 agentes en noviembre de 2010, el Ayuntamiento cumplirá su objetivo de que el 70% de los policías estén dedicados al territorio. El cuerpo tiene 2.696 agentes, según datos de diciembre de 2008.

Con la nueva organización se "blinda" la presencia en los 73 barriosEn rueda de prensa en el interior de manzana del Eixample dedicado a la cupletista Cándida Pérez, Hereu consideró los barrios como la unidad en que los barceloneses se sienten identificados, y donde compran, se educan y pasan la mayor parte del tiempo.

Según él, con la extensión de la Urbana de proximidad, los barceloneses encontrarán agentes patrullando en los barrios, ya que "prevenir es siempre la mejor política de seguridad". Añadió que mantener la convivencia en el espacio público es una de las prioridades del Consistorio.

El alcalde, que había sido edil de Seguridad, explica que el cuerpo "siempre ha estado en los barrios", pero que ahora garantizará la atención a vecinos y comerciantes con un cabo por cada una de las 40 agrupaciones en las que se han dividido los 73 barrios, y que se denominan Sectores Policiales Operativos (SPO).

En los barrios habrá dos agentes en coche patrulla y dos en bicicleta, a pie o motocicletaEl cabo visitará a las entidades para atender las peticiones. En los barrios habrá dos agentes en coche patrulla y dos en bicicleta, a pie o motocicleta, patrullas que tendrán el apoyo de "toda la organización", según Hereu. En 2008 se celebraron 3.521 reuniones con el tejido asociativo y se comunicaron 6.834 incidencias producidas en la calle, un 65% más que en 2007.

La experiencia previa en seis distritos durante dos años ha permitido "validar el proceso", según Hereu, aunque se han introducido cambios. Además de crear la figura del cabo de proximidad, la Urbana trabaja con nuevos sistemas de información como PDA de segunda generación y protocolos para actuar ante incidencias, explicó la concejal de Seguridad, Assumpta Escarp.

 

Consulta aquí más noticias de Barcelona.