El Gran Colisionador de Hadrones.
El Gran Colisionador de Hadrones, una maravilla tecnológica. EFE

El Centro Europeo de Física Nuclear (CERN) anunció este lunes que ya hay haces de protones circulando en direcciones opuestas en el acelerador de partículas más grande del mundo, aunque todavía se trata de pruebas a baja velocidad. Empezó a funcionar el pasado viernes con el lanzamiento de haces en una sola dirección

En un comunicado difundido la noche, el CERN señaló que pudieron detectarse colisiones entre protones, aunque a baja energía.

"A primeras horas de la tarde, los haces se cruzaron en los puntos 1 y 5, donde están situados los detectores ATLAS y CMS... Más tarde, los haces se cruzaron en los puntos 2 y 8, donde están (los otros dos detectores) el ALICE y el LHCb", señaló el comunicado.

"Un gran éxito"

"Es un gran éxito haber recorrido tanto camino en un tiempo tan corto", declaró el director general del CERN, Rolf Heuer, en referencia a que el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés), el mayor acelerador del mundo. "No obstante, debemos relativizar. Nos queda aún mucho camino antes de poder empezar  el programa de física del LHC".

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) empezó a funcionar nuevamente el pasado viernes con el lanzamiento de haces en una sola dirección, tras haber permanecido 14 meses paralizado.

En ese tiempo fue reparado de los fallos técnicos que se produjeron en septiembre de 2008, apenas nueve días después de estar operativo en medio de una gran expectación de la opinión pública y científica internacional.

Se espera que las colisiones a altas velocidades, que permitirán a los científicos obtener datos jamás logrados sobre la creación del Universo, se produzcan a principios de 2010.