González-Sinde se desmarca de Francia en la persecución de las descargas en Internet

  • La ministra de cultura dice que se perseguirá a las páginas que ofrezcan contenidos cuyos derechos no poseen.
  • Se entrevistó con el ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand.
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el Congreso.
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, en el Congreso.
EFE

La ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, reiteró que el Gobierno español no seguirá el modelo francés de perseguir a los usuarios que descargan contenidos de Internet, y que su estrategia se dirigirá contra las páginas web que proponen obras sobre las que no tienen derechos. "Vamos a adoptar un modelo distinto" del francés, explicó González Sinde tras entrevistarse con el ministro francés de Cultura, Frédéric Mitterrand, en Aviñón (sureste de Francia).

La responsable de Cultura recordó que los trabajos de la comisión intergubernamental española, que debe presentar sus conclusiones el próximo día 8, se orientan a una estrategia basada en actuar "contra las páginas web", "contra las fuentes" que pretenden lucrarse ofreciendo obras sobre las que no tienen derechos.

Señaló que había hablado con Mitterrand de la ley francesa Hadopi que penaliza a los particulares que se bajen de la red obras sin respetar los derechos de autor, y prevé la interrupción de la conexión a Internet tras varias advertencias. Más allá de las diferencias, subrayó que el problema de esas descargas "es un asunto que preocupa" en toda Europa y por eso merece la pena observar las experiencias en uno y otro país.

La cuestión estará encima de la mesa en el consejo de ministros de Cultura de la Unión Europea que se celebra el próximo viernes, la última antes de la Presidencia española del Consejo Europeo durante el primer semestre de 2010. De cara a esa reunión, González Sinde indicó que Mitterrand "quiere que nosotros apostemos", como lo hacen en particular Francia y Alemania, por el proyecto Europeana, con intención de hacer frente a iniciativas privadas como la de Google Books que, admitió, "pueden ser monopolísticas y peligrosas".

A ese respecto, insistió en que hay que vigilar para que "no se vulnere la propiedad intelectual". Los dos ministros abordaron la digitalización de contenidos culturales y sobre este y otros temas González Sinde aseguró que "Francia es un país con el que estamos muy en sintonía".

Lo ejemplificó con la idea de concretar en la Unión Europea la ampliación de los derechos de los autores sobre los fonogramas de los 50 años actuales a 70 años, algo que España pretende impulsar durante su semestre de presidencia.

González Sinde realizó estas declaraciones en el contexto del acto de clausura de la segunda edición de los encuentros internacionales del Foro de Aviñón, que han reunido desde el viernes a más de 300 personalidades de la cultura, la economía y los medios de comunicación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento