Una jornada de limpieza del entorno del embalse del Voltoya termina con 1.000 kilos de residuos, entre ellos una lápida

Unas sesenta personas participaron hoy en la limpieza de las márgenes del embalse del Voltoya, uno de los que suministran agua a la capital abulense, para reivindicar la protección de la zona, el Campo Azálvaro, de tal manera que recogieron 1.000 kilos de residuos, entre ellos una lápida.

Unas sesenta personas participaron hoy en la limpieza de las márgenes del embalse del Voltoya, uno de los que suministran agua a la capital abulense, para reivindicar la protección de la zona, el Campo Azálvaro, de tal manera que recogieron 1.000 kilos de residuos, entre ellos una lápida.

Según informaron a Europa Press fuentes de la asociación ecologista Centaurea y Comisiones Obreras de Ávila, convocantes de la iniciativa, se llenaron "cinco contenedores repletos" con dos tipos principales de residuos, los de plásticos, latas de bebida y botes metálicos, y, por otro lado, hierros y estructuras metálicas,

Entre otros objetos recogieron sillas de pescadores, sombrillas, reteles y sedales.

Durante tres horas, recorrieron seis kilómetros de orilla de ambas márgenes del lado derecho del embalse, situado en la carretera AV-500 que une Ávila con El Espinar (Segovia), en una franja entre los 50 y 200 metros de ancha

Junto a miembros de Centaurea y CC.OO, como el secretario provincial, Ricardo del Valle, acudieron integrantes de la asociación Mountain Wilderness, de la Asociación de Vecinos de Urraca-Miguel, y el colectivo Unipesca.

Centaurea y CC.OO pidieron a la Consejería de Medio Ambiente para que inicie "sin más demoras" la elaboración del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de Campo Azálvaro, para la posterior "declaración de este valioso espacio como Paisaje Protegido dentro de la Red de Espacios Naturales de Castilla y León".

En la zona se encuentra comenzada una urbanización, paralizada por una sentencia judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento