Los caprichos de Mariah Carey, denegados por razones de salud y seguridad

  • La cantante ha sido la encargada de encender las luces de Navidad de un centro comercial de Londres.
  • Para la ocasión, quería rodearse de 20 gatos blancos y soltar 100 palomas blancas, lo que los encargados le denegaron.
  • A la artista sí le concedieron otras peticiones.
Mariah Carey.
Mariah Carey.
ARCHIVO

Para el encendido de las luces navideñas, uno de los centros comerciales de la cadena australiana Westfield, en Londres, quiso contar con la colaboración de la extravagante Mariah Carey; lo que probablemente no sabían es lo que esto iba a suponer.

La artista accedió participar en el acto si se cumplían una serie de requisitos. El primero consistía en verse rodeada, para la ocasión, de 20 gatitos blancos y de 100 palomas del mismo color que se soltarían al vuelo; dicha petición le fue denegada, alegando las autoridades "razones de salud y seguridad".

A pesar de que la cantante tuvo que conformarse con esto, sí se le concedieron otros caprichos. Pidió 80 agentes de seguridad (además de otros 15 miembros de su propio equipo), que sí tuvo.

Además, también contó con una alfombra rosa (pedida así expresamente por ella) para llegar hasta el escenario donde presentaría el encendido,  y confeti rosa en forma de mariposas.

Según la información de Telegraph.co.uk, Carey también exigió llegar al centro en un Rolls-Royce, pero no cualquier modelo, ya que rechazó 6 coches hasta dar con el que quería.

Por si todo esto fuese poco y como recogen desde Daily Mail, el día del encendido de las luces, la cantante apareció una hora tarde, haciendo esperar a los miles de fans que se congregaron en el centro para verla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento