El Arts Council (agencia de promoción de las artes del Reino Unido) ha pagado el equivalente de 15.500 euros a una bailarina epiléptica para que suspenda provisionalmente su medicación y sufra un ataque en escena, decisión duramente criticada por las organizaciones que ayudan a los que sufren esta enfermedad.

Así lo informa este viernes el diario The Times según el cual la actuación de Rita Marcalo, que durará veinticuatro horas en estado de privación de sueño, se presenta como un estudio "de los interfaces físicos entre la danza, el movimiento y la epilepsia.

La decisión del Arts Council ha sido criticada por las ONGs dedicadas a ayudar a ese tipo de pacientes La decisión del Arts Council ha sido criticada por las organizaciones no gubernamentales dedicadas a ayudar a ese tipo de pacientes, que denuncian la conversión en monstruoso espectáculo de esa enfermedad y advierten del peligro de suspender la medicación.

Marcalo, directora artista de la compañía de danza "Dissidence", con sede en la localidad inglesa de Leeds, es epiléptica desde que cumplió 17 años y pretende con su actuación en el teatro de Bradford explorar la que califica como su "otra identidad" como minusválida.

Luces estroboscópicas

En el espectáculo se utilizarán luces estroboscópicas, así como programas informáticos especialmente diseñados, y la protagonista tendrá que ayunar, se privará de sueño, elevará artificialmente la temperatura corporal y tomará estimulantes de la actividad cerebral, incluidos el alcohol y el tabaco. Todo ello es contraproducente para las personas con esta dolencia, ya que son factores que suelen provocar los ataques.

El teatro anima también al público a captar el momento con sus teléfonos móviles Mientras el público aguarda el ataque de epilepsia, será entretenido por otros bailarines. Según el teatro, "en un determinado momento, Marcalo podría sufrir un ataque epiléptico. Cuando ocurra, sonará una alarma, las luces subirán de intensidad, dejará de oirse la música, y una serie de cámaras grabarán el ataque".

El teatro anima también al público a captar el momento con sus teléfonos móviles. El Arts Council justificó su decisión de pagar a Marcalo para ese polémico espectáculo al señalar que se trata de una "artista importante cuya labor merece ser vista".

Sin embargo, según Sallie Baxendale, neuropsicóloga de la Sociedad Nacional contra la Epilepsia, si bien la gente hablará más ahora de la enfermedad, no deja de ser un grotesco espectáculo, a lo que se suma el peligro que representa para la salud suspender momentáneamente la medicación.

Encuesta

¿Es arte o imprudencia provocar sobre el escenario un ataque epiléptico a una bailarina con esta enfermedad?

Es una idea muy original; el arte es así, debe romper con lo establecido.
4,29 % (108 votos)
Es un buen experimento para conocer la enfermedad, pero no debería mostrarse en público.
5,72 % (144 votos)
Es una aberración, sobre todo porque la iniciativa está pagada con dinero de una asociación gubernamental.
89,99 % (2266 votos)