Apretarse el cinturón se ha convertido en un acto reflejo y una necesidad (según el caso) con la crisis económica, el paro o la incertidumbre de si se conservará el empleo.

Cada malagueño ahorra 649 euros más al año ante la crisis, según un informe de la Fundación de Cajas de Ahorro. En total, cada persona ahorra 1.868 euros, frente a 1.219 de 2007 y a 821 de 2000.

Málaga es una de las provincias de España donde menos se engorda el remanente: la sexta por la cola. La media española se sitúa en 2.580 euros en 2008, 550 más que en 2007. Granada, Córdoba y Pontevedra son las que menos se miran el bolsillo (1.702, 1.720 y 1.758 euros). En Guipúzcoa se ahorran 4.650 euros al año y en Salamanca, casi 4.000.

El incremento en Málaga (53%) ha sido el más importante registrado en la provincia desde 2002.

De cada 100 euros de ingresos familiares, en 2008 las familias guardaron 13 en su banco. Un año antes, sin los efectos de la crisis, reservaron 9 euros. En esto los malagueños no han sido tan diferentes al resto: el español medio se guardó 15 euros de cada 100.

Este año seguiremos igual

Los expertos de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) creen que este año terminará con un nivel de ahorro superior al registrado en 2008.

Argumentan que esto se debe a que el consumo sigue bajo mínimos y el dinero disponible no se gasta, sino que se guarda a la espera de tiempos mejores o más seguros.

Y para 2010 pronostican una pequeña recuperación del consumo, que crecería ligeramente por encima de la renta y, por lo tanto, repercutirá en algo menos de ahorro. De los últimos nueve años, 2001 fue en el que menos se ahorró en la provincia de Málaga: 390 euros.

Consulta aquí más noticias de Málaga.