Por una vez, CC OO y la Comunidad coinciden en algo. Tanto el sindicato como la institución han reclamado al Ministerio de Trabajo que aumente la plantilla de inspectores laborales en la región, ya que su escasez hace que los trabajadores corran más riesgo de tener accidentes en sus empresas.

La ratio de la región es de más de 24.000 trabajadores por inspector, muy lejos de la media estatal (16.000)

Madrid cuenta actualmente con 108 inspectores laborales, de los cuales tres son directivos, 44 se dedican a seguridad y salud en el trabajo, 41 a temas laborales y 22 a Seguridad Social.

Con esta plantilla, la ratio de la región es de más de 24.000 trabajadores por inspector, muy lejos de la media estatal (16.000) y en las antípodas de los 9.000 que recomienda la organización internacional del trabajo (OIT).

Esto significa que Madrid necesitaría, al menos, 54 inspectores más para alcanzar la media estatal y 180 para llegar a las recomendaciones de la OIT. Pese a todo, la plantilla permanece inalterable en número desde el año pasado.

Riesgo para "casi todos"

Esta escasez, según CC OO, supone un grave peligro para la salud laboral de los trabajadores: "Casi todos (por no decir todos) los accidentes laborales que hay en Madrid ocurren por incumplimiento de la normativa laboral de la empresa. El número se reduciría mucho si hubiera una plantilla mayor de inspectores2, asegura Virgilio García, portavoz de CC OO.

Casi todos los accidentes laborales en Madrid ocurren por incumplimiento de la normativa laboral

Aún así, los accidentes mortales en el trabajo se han reducido significativamente respecto al año pasado, pero no porque haya mejor vigilancia, si no por el menor número de trabajadores y empresas a investigar debido a la crisis económica.

Hasta el mes de octubre,  77 accidentes laborales han acabado en muerte, frente a los 116 del mismo periodo del año anterior. Un 33,62% menos. De estos 77 fallecimientos, 62 se produjeron en la jornada laboral (en 2008 fueron 86, un 27,91% más) y los 15 restantes fueron in itínere (desplazamientos hasta el lugar de trabajo), frente a los 30 del pasado año, lo que supone una reducción del 50%.

Menos accidentes por el desempleo

El número total de accidentes en el trabajo (leves, graves y mortales) también se han reducido durante este año debido al  cada vez mayor número de desempleados. Según datos de la Comunidad, hubo un 22,13% menos. Un descenso que se refleja sobre todo en la construcción (-36,12%), pero también en la industria (32,9%) y en los servicios (-1,2%).

También hubo menos accidentes graves. Hasta septiembre de 2009 se registraron 327  en jornada laboral y 92 in itínere, frente a los 446 y 117 de 2008.

Consulta aquí más noticias de Madrid.