Buscan a un sexto fallecido entre los escombros de la casa derrumbada en Piera

Al menos cinco personas han fallecido al derrumbarse esta madrugada un edificio de tres plantas en el centro de Piera (Barcelona). Otras cuatro han sufrido heridas de diferente consideración y dos de ellas están hospitalizadas.
Los bomberos trabajan en el edificio derruído de Piera
Los bomberos trabajan en el edificio derruído de Piera

El edificio que se ha derrumbado esta madrugada, situado en el casco antiguo de la localidad, estaba habitado por 12 inmigrantes magrebíes que durante estos días se reunían cada noche para celebrar el Ramadán, según testimonio de los vecinos.

Hasta el momento, dos personas han sido rescatadas con vida y otras dos han salido por su propio pie de entre los escombros.

La casa ha caído después de que cediera un grueso muro de unos 60 centímetros que separaba el inmueble de otro edificio adyacente
  Las dos personas que han podido salir por su propio pie tras el suceso han sido trasladadas al Hospital de Igualada (Barcelona) donde están siendo atendidos de sus heridas. En ese mismo centro hospitalario permanece ingresado otro de los rescatados por los bomberos, mientras que otra cuarta persona ha sido trasladada al Hospital de Martorell (Barcelona).

El edificio es un inmueble construido en adobe en el siglo XVIII, de planta bajamás dos pisos situado en el número 3 de la calle Sant Bonifaci, en el núcleo histórico de la localidad, y está habitado por familias inmigrantes.

La casa ha caído después de que cediera un grueso muro de unos 60 centímetros que separaba el inmueble de otro edificio adyacente, que estaba deshabitado.

Las personas fallecidas en el siniestro podrían ser jóvenes de entre 20 ó 25 años y una tercera de unos 55 años, según los vecinos, aunque los bomberos todavía no han confirmado ninguno de estos datos ni si permanecen más personas atrapadas entre los escombros.

Los bomberos han desalojado a los vecinos de los inmuebles colindantes, los números 5 y 7, como medida de precaución. El derrumbe ha afectado casi por entero a la edificación, exceptuadas dos habitaciones y una parte de la fachada.

Casas en mal estado y obras

El matrimonio de ancianos que vive en la casa contigua ha explicado  que los marroquíes estaban haciendo obras desde hace más de un mes. "Desde hace un mes estábamos oyendo ruido de obras. Picaban porque querían hacer tres pisos; siempre estaban trabajando", ha explicado Paquita Gabarró, mientras que su marido, Jaume Ribas, ha puntualizado que sus vecinos "sacaban los escombros" por la parte trasera del inmueble que hoy se ha derrumbado.

Otros vecinos de la zona han expresado su preocupación por el estado de conservación de las casas del casco antiguo de Piera, muchas de ellas construidas en el siglo XVIII. Una mujer que se compró una casa en esa zona ha señalado que su vivienda tiene graves problemas a raíz de que su vecino derribara su casa: "son casas con paredes de barro y piedras, y en mi caso, el derribo de la vivienda contigua me está provocando muchos problemas, sobre todo cuando llueve porque tengo continuamente filtraciones de agua".

Esta vecina ha indicado que el ayuntamiento de Piera se ha "desentendido" de su problema y le ha dicho que es una cuestión que tiene que solucionar el vecino que derribó su casa. "La cuestión es que son casas antiguas, con unos cimientos poco sólidos y cuya estabilidad radica en que se apoyan unas en otras, por eso cuando una es derrumbada, las casas vecinas padecen las consecuencias", se ha quejado esta mujer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento